"El partido que nadie quiere ganar": el insólito escenario del Inglaterra-Bélgica en el Mundial

El equipo que gane este duelo se quedará con el primer lugar del grupo G, pero caerá al lado más difícil del cuadro de octavos de final. Además, todo lo pueden definir las tarjetas.

Por El Gráfico Chile

Inglaterra y Bélgica animarán este jueves uno de los partidos más esperados de la fase grupal del Mundial de Rusia 2018, entre dos de los candidatos a cosas importantes en esta Copa del Mundo.

Ambos elencos tienen su paso garantizado a octavos de final y deben definir quién será primero del grupo G. Sin embargo, hay una particularidad, porque el que gane sería perjudicado.

En este momento ambos elencos están igualados en todo. En puntaje, diferencia de gol y tantos marcados, por lo que el siguiente criterio de desempate es el fair play, lo que le da ventaja a los ingleses, que tienen una tarjeta amarilla menos que los belgas.

El fair play considera: por una Amarilla: -1, Roja por doble amarilla: -3, Roja directa: -4, y Amarilla y luego roja directa: -5

Los caminos que les esperan

Pero, el tema es que a ninguno de los dos les conviene ser primeros, ya que se irán por el lado del cuadro donde están casi todas las potencias que quedan con vida en Rusia 2018.

El vencedor del grupo G jugará en octavos contra el segundo del Grupo H y desde allí el camino se pone difícil, ya que en cuartos le tocaría Brasil o México, y luego en semifinales esperan Uruguay, Portugal, Argentina y Francia.

El camino del que sea segundo del grupo G es mucho mejor. Primero juega ante el líder del grupo H (Japón, Senegal o Colombia), y en cuartos evitaría a una potencia, porque su rival sería Suecia o Suiza. En semifinales asoman España, Rusia, Croacia o Dinamarca. O sea, está de más decir lo que hay que elegir.

¿Qué harán ingleses y belgas?

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo