"Trabajo, lucha y honradez": La notable columna que eleva al "obrero" Tucu Hernández en su despedida del Celta

El volante nacional partió de Balaídos para emigrar a Independiente de Avellaneda y su adiós fue en silencio, tal como llegó y que lo hizo convertirse en ídolo en Vigo.

Por El Gráfico Chile

Después de cuatro años en Celta de Vigo, Pedro Pablo Hernández dejó el club para continuar su carrera en Independiente de Avellaneda. El volante chileno dejó el equipo de Vigo en completo silencio, tal como llegó, pero se fue como ídolo. Al menos así lo describió el periodista español Jacobo Buceta en una columna que no escatimó en elogios para el Tucu por su paso por el fútbol español.

El periodista describió a Hernández por su sencillez, sacrificio y calidad técnica de una manera muy particular. "Uno puede ganarse el cariño de la afición siendo mediático como Guidetti o siendo un jornalero del fútbol como Giovanella. Y eso mismo le pasará al Tucu Hernández que ni tenía un tema discotequero ni tampoco tenía el foco mediático demasiado encima. Se irá como llegó: sin hacer ruido, casi de puntillas".

Es más, Buceta recuerda el golazo del Tucu ante Atlético de Madrid para describir la personalidad del chileno. "Si lo marca Messi, Neymar, Cristiano o Isco se para el campeonato. Él se fue del Calderón sin ni siquiera pasar por zona mixta. Así es el Tucu. Se va casi pidiendo perdón y agradeciendo lo vivido en su experiencia en el Celta. Se va por la puerta grande de la clase obrera futbolística y muy satisfecho del cariño de la gente".

En la notable columna también recordaron el sacrificio de Hernández, quien, en más de una oportunidad, jugó lesionado y también supo lidiar contra las pifias de los hinchas que en un principio no estaban convencidos con su juego y las críticas que decían que jugaba sólo por tener a Eduardo Berizzo como DT, quien lo llevó a España desde O'Higgins.

"El año pasado en los meses de plomo y banquillo por decisión de un técnico que llegó incluso a explicar una teoría valleinclanesca del proceso de adaptación del Tucu o sobre el cansancio de Copa Confederaciones, lo único que dijo el Tucu es que pensaba que iba a jugar más. Ni una mala palabra ni una mala acción, algo que en el club siempre se valoró e incluso destacaban en las plantas nobles una cosa: su talante y lo buena persona que era", señala sobre el Tucu.

"El Celta pierde a un gran soldado, pero el celtismo gana a un nuevo Giovanella que tener en sus oraciones. Se apagará su foco en Balaídos, se irá con la cabeza gacha, con paso firme y sin hacer ruido. Como a él le ha gustado siempre. Esos tipos que cuando dejen de ser futbolistas y vuelvan por Vigo recibirán el mismo cariño que siguen recibiendo cuando retornan de sus países. Porque la humildad, el trabajo y la entrega superan muy bien el paso del tiempo. Honores para el Tucu Hernández", concluye.

Así se acaba el periodo de Pedro Pablo Hernández en Celta de Vigo. Con elogios por montones. Ahora será Independiente su nuevo club, donde espera tener continuidad para estar en el foco de Reinaldo Rueda de cara a la Copa América de Brasil 2019.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo