El juego lleno de pases no le sirvió a España y Rusia los eliminó en penales del Mundial

Los españoles no generaron peligro, definieron todo en los penales y ahí los rusos se impusieron sin fallar ningún tiro.

Por El Gráfico Chile

Pases, pases y más pases. Esa es la palabra para describir el juego de España en el Mundial y que lo llevó a sufrir más de la cuenta para eliminar a Rusia en los octavos de final. Sin generar grandes ocasiones de peligro y con toques que por muchos momentos fueron intrascendentes, los dirigidos de Fernando Hierro poco hicieron para hacerle daño a una ordenada Rusia y tras igualar 1 a 1 en el tiempo regular y no poder marcar en el alargue, tuvieron que sufrir en los penales para avanzar a los cuartos de final.

Lo hecho por España en los octavos de final no extraña y ante los locales exhibieron el mismo juego sin profundidad que han tenido durante el Mundial. Por eso, pese a que abrieron el marcador tempranamente, a los 11 minutos, gracias a un autogol de Sergei Ignashevich, luego durmieron el partido con pases y más pases. Los rusos, por su parte, no tenían cómo hacerse del balón y parecía que ese tanto en contra iba a ser suficiente para que los hispanos se clasificaran a la siguiente ronda.

Sin embargo, los locales tenían mucha gente a la que responderle y por lo mismo buscaron un empate que consiguieron gracias a Artem Dzyuba, quien, a los 41 minutos, convirtió desde el punto penal tras una grosera mano de Gerard Piqué en el área. La igualdad sólo logró poner el partido en el congelador y se tornó aún más abúlico de lo que ya era. Sólo sobre el final, cuando el tiempo ya se acababa, España empezó a crear opciones de gol, pero se encontró con el arquero Igor Akinfeev.

Con el empate a uno en el tiempo regular, todo tuvo que definirse en el alargue y el panorama no fue muy distinto: los españoles tuvieron el balón, pero con escaso peligro. Así, las escasas chances que tuvieron siempre encontraron a un sólido guardameta y a un muy bien parado equipo local, que aguantó y aguantó. 120 minutos cumplidos con el empate a un tanto y todo se definió en los penales. Ahí, los rusos, que parecieron buscar esta instancia durante todo el partido, no fallaron y aprovecharon los errores de Koke y Iago Aspas para avanzar a los cuartos de final y dejar a otro candidato en el camino.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo