Subasic se vistió de héroe en Croacia para salvar de una jornada negra a Luka Modric

Croacia dejó escapar la oportunidad de ganar el partido en el alargue tras la demora de Ante Rebic para definir, lo que generó un penal que el mediocampista desperdició.

Por Pedro Marín Roldán

Minuto 114 del partido entre Croacia y Dinamarca y el abúlico empate a un tanto parecía romperse: el delantero Ante Rebic recibe un gran pase, elude al arquero Kasper Schmeichel y queda sólo frente al arco, pero se demora un segundo de más en definir y es derribado por Mathias Jorgensen. El árbitro del compromiso, el argentino Néstor Pitana, no duda en sancionar penal y la presión recae sobre Luka Modric. En los pies del capitán estaba la posibilidad de avanzar de ronda, pero su disparo al palo izquierdo fue contenido por el arquero danés. 

Lo que podría haber sido una jornada negra que marcara para siempre las carreras de Rebic y Modric se transformó en una de puras alegrías gracias a la extraordinaria actuación del arquero Danijel Subasic, quien contuvo tres lanzamientos penales en la tanda de definición, y también de Ivan Rakitic, quien no falló el último disparo de los croatas para darle la clasificación a los cuartos de final tras ganar por 3-2.

Mientras el guardameta se encargó de darle vida a su selección atajando los disparos de Eriksen, Schone y Jorgensen, el volante del Barcelona ejecutó con clase y mucha tranquilidad para que logren la clasificación. Modric también tuvo revancha personal en la definición, ya que pateó uno de los penales y esta vez no falló con un remate al centro del arco, el que Schmeichel estuvo nuevamente cerca de contener.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo