¿Para las vacas? Los tenistas chilenos contradicen al Chino Ríos con sus buenos resultados en el pasto

Christian Garín y Nicolás Jarry encabezaron la alta participación de los nacionales en Wimbledon, y que se ilusionan con una superficie históricamente esquiva para Chile.

Por Diego Espinoza Chacoff

"El pasto es para las vacas" fue una de las frases más polémicas y famosas que protagonizó el ex tenista chileno Marcelo Ríos. El ex número uno del mundo manifestó públicamente su disgusto con los torneos que se jugaban en Inglaterra, de donde no sacó buenos resultados debido a su molestia por tener que jugar en pasto como superficie y las estrictas reglas que tenían los británicos en campeonatos como Wimbledon.

Sin embargo, y contrario al pensamiento del Chino Ríos, la mejor raqueta chilena en la actualidad, Nicolás Jarry (66º del ATP), comentó que "en un futuro, mi superficie va a ser el pasto y para eso me tengo que acostumbrar". Y es que a pesar de su derrota en segunda ronda de Wimbledon del pasado miércoles, el Príncipe dejó buenas sensaciones a futuro, luego de su épico duelo contra el estadounidense Mackenzie MacDonald (103º). 

Junto al nieto de Jaime Fillol, Christian Garín (167º) también logró una buena semana tras clasificar por segundo año consecutivo al cuadro principal del Grand Slam británico, y aunque fue eliminado en la primera ronda, también dejó una buena impresión. Además de Jarry y el Tanque, la armada chilena en Londres fue muy numerosa al contar con los doblistas Hans Podlipnik, Julio Peralta y Alexa Guarachi. Todos ellos, con experiencias previas en el Major londinense, con resultados positivos -como los cuartos de final de H-Pod en 2017- y otros adversos, que les han servido para tomar ritmo en un torneo históricamente esquivo para los chilenos.

Garin Christian Garín avanzó al Main Draw desde la Qualy / Getty images

"Esto es importante porque obviamente ayuda al tenis chileno porque motiva a los niños. Que cinco jugadores estén metidos en el main draw de Wimbledon, no pasaba hace demasiado tiempo. Esta camada de jugadores nos van a dar grandes satisfacciones", apunta el ex capitán del equipo chileno de Copa Davis, Hans Gildemeister, quien además entregó los motivos del alza de los nacionales en la superficie de pasto.

"Yo llegué a segunda vuelta de Wimbledon y de ahí no jugué más porque no me acostumbraba al pasto. Ahora, esa superficie ha cambiado mucho desde ahí, está mucho más lenta. En la época que jugaba yo, (Jimmy) Connors, (John) McEnroe, era mucho más rápido. Era muy difícil jugar desde el fondo de la cancha, y ahora ves que todos juegan desde el fondo y es porque cambiaron el corte. Ahí el tenis era muy rápido y la verdad es que para la televisión no era muy atractivo eso, porque los puntos casi ni se notaban. Por eso ahora puedes apreciar mejor y los puntos son más largos", agregó.

El pasto dentro de un proceso

Jarry Jarry ganó su primer partido de Grand Slam esta semana en Wimbledon / Getty Images

A pesar de caer el pasado miércoles, Jarry tuvo su revancha en Wimbledon tras su victoria en la primera ronda del cuadro de dobles este jueves. Junto al argentino Máximo González, la dupla derrotó al binomio compuesto por el finalndés Henri Kontinen (6°) y el australiano John Peers (5°) por parciales de 6-4, 6-4, 3-6, 4-6 y  8-6. Un resultado excelente para las pretensiones que tienen en el equipo técnico del Príncipe de cara a su adaptación al pasto, y que se enmarca dentro de un proceso de maduración para el chileno.

"Nosotros le hemos dado mucha importancia al pasto. Con Nico (Jarry) siempre hablamos de que está en un proceso de formación y dentro de eso, lo estamos amoldando para que juegue en todas las superficies, entonces es un largo trabajo. Antes nos tocó perder partidos en pasto, pero consideramos que eso está dentro de un aprendizaje y sabemos que jugando se aprende", apuntó el co-técnico de Jarry, Walter Grinovero, desde Londres.

"Uno juega dos o tres veces al año en el pasto y es complicado la verdad. Hemos hecho daño en el pasado con jugadores como el Chino Ríos o Fernando González, pero ahora tengo esperanza, en general y no sólo en el pasto, sobre esta nueva generación. En algún momento tenían que despegar en el ambiente internacional, y ya están entre los mejores", añade Gildemeister.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo