El Cimbi Cuevas, conocedor del fútbol de ese país, advierte: "Bélgica puede dar el gran golpe"

El chileno jugó recientemente en el balompié belga. El zurdo explica la diferencia entre el débil campeonato local y su poderosa selección.

Por Juan Ignacio Gardella

Bélgica da que hablar en el mundo del fútbol. Pese a tener un torneo local que está bastante lejos de los más potentes del planeta, su selección está en las semifinales de Rusia 2018, tras eliminar nada menos que a Brasil.

La Generación Dorada ha respondido a las expectativas, a pesar de que sus clubes nunca se han destacado en las competencias continentales. De hecho, sólo suman una aparición en la final de la entonces Copa de Europa, la del Brujas en la edición 1977-78, con derrota a manos del Liverpool.

El chileno Cristián Cuevas jugó en el balompié de ese país recientemente, ya que defendió al Sint-Truidense entre el 2015 y el 2017. El Cimbi explica que, tal como ocurre con los campeonatos sudamericanos, el de esa nación europea sirve como trampolín para dar el salto.

“La liga belga es muy buena para comenzar y después dar un paso importante en la carrera de los jugadores”, cuenta el zurdo. Así fue, por ejemplo, con Thibaut Courtois, que partió al Chelsea a los 19 años; Vincent Kompany, que arribó al Hamburgo a los 20; y Romelu Lukaku, que fue transferido a los Blues a los 18.

Algunos ni siquiera alcanzaron a mostrar sus destrezas en su tierra, como Eden Hazard, que llegó al Lille cuando apenas tenía 14 primaveras. Más allá de la temprana fuga de talentos, el futbolista nacional aclara que últimamente se ha visto una mejora en los cuadros locales.

“Estos últimos años han clasificado a la Champions y a la Europa League, lo que para ellos son pasos importantes, porque les va a servir mucho para mostrarse”, resalta el extremo izquierdo, quien confía en que den el batacazo en el certamen ruso. “Yo creo que en esta Copa del Mundo van a dar el gran golpe. Me acuerdo de que cuando estaba allá, jugaron la Eurocopa y tenían muchas expectativas de que les iba a ir bien, y fue un fracaso, pero también fue parte del proceso, ya que había un técnico nuevo. Ahora se nota que se conocen y ya saben la idea que quiere el DT”, cierra.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo