Deschamps quiere ganar el Mundial para olvidar la final de la Euro 2016: "Ese recuerdo aún está allí"

El seleccionador galo se mostró feliz por el logro de sus dirigidos, tras disputar un duro duelo ante Bélgica y que solo se definió por detalles.

Por El Gráfico Chile

Contento estaba el entrenador Didier Deschamps tras el sufrido triunfo de Francia ante Bélgica. Reconoció que fue un encuentro complicado y que se resolvió por detalles y que además, tendrá otro componente: sacarse la espina tras perder ante el Portugal de CR7, la Eurocopa 2016 realizada en su país.

Al respecto, enfatizó que "Las finales son para ganarlas y todavía no hemos superado la que perdimos en la Eurocopa. El recuerdo de esa derrota aún está allí".

Además, recalcó que el mérito fue de total obra de sus jugadores: "Mis hombres tienen ambición, carácter y una mentalidad ganadora (…). Son ellos los que están ahí y los que juegan. Me alegro sobre todo por ellos. Han conseguido una cosa excepcional. Son jóvenes pero mentalmente fuertes. Tienen experiencia y una buena predisposición. Lo demostraron contra Bélgica", manifestó.

El campeón del mundo del Mundial de '98, dijo que los belgas fueron un gran rival y compartió conceptos con su par Roberto Martínez, entrenador rival, quien dijo que el encuentro se definió por pequeños detalles.

"Es verdad, estoy de acuerdo una jugada a balón parado que es parte del fútbol. Ellos también tienen jugadores fuertes y poderosos (…). Es verdad que el triunfo fue a balón parado, pero tuvimos más oportunidades y mis jugadores estaban preparados para cualquier escenario y cualquier situación que les pusiera el rival. Habíamos preparado bien el partido", reconoció Deschamps.

Didier Deschamps, además, va camino a lograr un logro personal que solo otras dos personas han conseguido: ser campeones del mundo como jugador y entrenador. Ya ocurrió con el brasileño Mario "Lobo" Zagallo y el alemán Franz Beckenbauer.

Jugadores galos tienen el mismo pensamiento

Hugo Lloris, arquero de Francia, está alineado con su entrenador y sostuvo que les queda un partido y es el más significativo: "Nosotros ya perdimos una final hace dos años, por eso queremos estar tranquilos, es importante mantener la creencia, porque creer es ganar. Pero hay un partido por jugar y es el más importante".

El portero del Tottenham inglés destacó además, la importancia de llegar a la final de un Mundial: "es fantástico pero hay mucho trabajo detrás de eso, y creo que es lo que tiene que darte la fuerza para ganar".

Por último, el ariete Antoine Griezmann hizo un llamado a la calma: "Antes de empezar nos quedaban siete partidos para ganar, ahora nos queda uno. Estamos más cerca, pero aún nos queda uno".

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo