Lovren responde duro por toda la "mierda que aguantó" y también quiere darle el Balón de Oro a Modric

El defensor de los croatas se hace fuerte con las críticas y apoyó que su capitán reciba un premio a fin de año.

Por El Gráfico Chile

Primero lo pidió Ivan Rakitic y ahora se le sumó Dejan Lovren. Los jugadores de Croacia, con la confianza a tope después de alcanzar la final del Mundial de Rusia 2018, de a poco empiezan a levantar la voz para pedir el Balón de Oro o el premio The Best para Luka Modric, quien ha sido uno de los mejores jugadores del torneo y sin lugar a dudas el más destacado de los croatas en su camino hasta la definición por el título, que jugarán el domingo a las 11:00 horas ante Francia.

Y si Rakitic dijo que "es hora que espabile la gente que entrega el Balón de Oro", el defensor agregó: "Modric es uno de los mejores, no, es el mejor mediocampista en el mundo. Si ganamos la Copa del Mundo se merece el Balón de Oro".

Además sobre las críticas que recibió por su nivel en la temporada pasada vistiendo la camiseta del Liverpool, donde, incluso, casi pierde el puesto por dos errores ante Tottenham, Lovren no dudó en responder y habló fuerte y claro: "pasé por mucha mierda, aguanté mucha mierda, las críticas son injustas y mucha gente dice que no tuve una temporada buena, pero no estoy de acuerdo. Llevé al Liverpool a la final de la Champions League y ahora, con la selección, estamos en la final. Sin ser arrogante, las personas deberían respetarme y también deberían reconocer que soy uno de los mejores defensas del mundo y no hablar tantas tonterías".

Pero el zaguero no se quedó ahí y también se refirió a los cuestionamientos que recibieron como selección: "se siente increíble, sobre todo después de lo que se dijo de nosotros antes del partido. Mostramos carácter, demostramos que merecíamos estar en la final, y la gente debería respetarnos. Las críticas me llevan a estar más motivado, a trabajar más duro, a probarle a todos que están equivocados. Desde hoy, todos en Croacia y alrededor del mundo, verán que fuimos capaces de hacer historia".

"La gente nos recordará a nosotros y no sólo al equipo de 1998 (que llegó a la semifinal y perdió con Francia), eso me hace sentir orgullos, y ahora tenemos un partido para que la gente nos recuerde para siempre.  Es especial cuando miras para atrás y ves que tres veces hemos jugado 120 minutos y así y todo teníamos más pierna fresca que Inglaterra. La diferencia fue mental, sabíamos que podíamos hacer historia y lo hicimos".

Para concluir, Lovren recordó la difícil historia de su país: "hemos pasado por mucha mierda, la guerra, incluso la situación ahora no es la mejor, pero es increíble todo el talento que tenemos en el deporte, en el básquetbol, en el handball, water polo, en el tenis (…) recuerdo cuando tenía nueve años y mi mamá gritaba y lloraba después del partido con Francia, ahora es el tiempo de nuestra revancha. Va a ser un partido difícil, pero tenemos una buena chance de darle algo al país por ese partido de hace veinte años. Sabemos que Francia es el favorito, pero eso nos encanta".

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo