¿Nuevo escándalo? Partido de tenista argentino en Wimbledon es investigado por posible arreglo

El duelo de dobles entre los españoles Fernando Verdasco y David Marrero ante el argentino Leonardo Mayer y el portugués Joao Souza, es motivo de sospecha. Uno de los hispanos se defiende.

Por El Gráfico Chile

¿Otro escándalo en el tenis mundial? Sabido es que hace un par de semanas los argentinos Nicolás Kicker y Federico Coria fueron sancionados por arreglo de partidos. Ahora otro trasandino se ve envuelto en una situación similar en Wimbledon.

Esto porque el partido entre los tenistas españoles Fernando Verdasco y David Marrero ante Mayer y el portugués Joao Sousa, por el dobles del torneo de la Catedral, está siendo investigado por un posible arreglo.

La información sobre la investigación en un partido de dobles fue denunciada por la cadena australiana ABC, pero fue el New York Times, a través de la casa de apuestas Pinnacle Sports, confirmó los nombres de los jugadores, y además indicó que es el único compromiso de este Wimbledon que está siendo investigado.

Esto luego de que se encontraran "irregulares patrones en las apuestas, tras lo cual fue considerado como un partido sospechoso".

Marrero repite

No es la primera vez que el español Marrero se ve envuelto en un problema de este estilo, ya que fue investigado por supuesto amaño en un partido de dobles mixto en el Abierto de Australia 2016, junto a la también española Lara Arruabarrena.

Pero esa vez, la Unidad de Integridad del Tenis (TIU, por sus siglas en inglés), que investiga los casos de posible corrupción en este deporte, no los encontró culpables de delito alguno.

Marrero, consumado doblista que se dedica solo al juego de duplas, expresó que "las apuestas nunca van a terminar, creo que las autoridades deben proteger a los jugadores".

"Lo que sí es cierto es que esto me da tristeza, porque las apuestas no se van a acabar y, con todos mis respetos, son una puta mierda", dijo con mucha molestia a la agencia EFE.

Además, comentó que "si vencemos a jugadores buenos, recibimos mensajes de amenazas; y cuando perdemos con rivales a los que en teoría deberíamos ganar, también nos amenazan. Deberían agarrar a esa gente que nos amenaza e insulta, porque ya digo que las apuestas son un negocio que nunca va a acabar, y habría que proteger más a los jugadores".

Finalmente, el tenista confesó que "dicen que nos investigan por el partido que perdimos en Wimbledon, cuando ese encuentro duró tres horas y finalmente caímos en cuatro sets, después de ir arriba en el primero por 6-5. No sé cómo puede arreglarse un partido de tres horas que acabas perdiendo".

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo