Didier Deschamps, el gran capitán de todas las glorias francesas que logró un histórico “bi”

Portó la jineta en el único título de Champions de un equipo galo, en la única Euro ganada en el extranjero y en el primer Mundial obtenido por Les Bleus. Ahora conquistó el segundo cetro planetario, esta vez como DT.

Por Juan Ignacio Gardella

Didier Deschamps ha estado en las máximas victorias en la historia del fútbol francés, siempre con la jineta en su brazo. Y este domingo se consagró como entrenador, pasando a la eternidad del balompié planetario.

El único título de un equipo galo en la Champions League fue en la edición 1992-93, cuando el Olympique de Marsella, con el volante como capitán, le ganó en la final al Milan.

Cinco años después, “Les Bleus” levantaron en casa su única Copa del Mundo, luego de vencer en la definición a Brasil. Adivine quién alzó el trofeo.

Por si fuera poco, en el 2000, la selección francesa obtuvo su primera Eurocopa fuera de sus tierras -en 1984 se había consagrado como anfitriona-, el derrotar en el duelo decisivo a Italia, en el certamen organizado por Bélgica y Holanda. No hace falta que le diga quién resaltaba sobre el resto arriba del podio.

Como DT, lo mismo

Nada más arrancó como entrenador estuvo cerca de darle a su país su segunda “Orejona”. Sin embargo, el Porto de José Mourinho impidió que su Mónaco se consagrara en el 2004.

En el 2006 se fue a la Juventus, con la que ya había ganado todo como jugador. La “Vecchia Signora” había descendido por el escándalo de corrupción a la Serie B, donde empezó con nueve puntos menos, pero así y todo consiguió subir, para dejar instalado al club en la división que se merece.

Un viejo amor llamó a su puerta en el 2009, el Marsella, equipo que llevaba 18 años sin ganar la Ligue 1. Y no sólo logró la corona, sino el doblete, pues también levantó la Copa de la Liga.

Con todos esos antecedentes, caía de cajón que asumiera en la selección francesa. El gran capitán llegó en el 2012 y clasificó al combinado galo a Brasil 2014, donde fue eliminado por Alemania, a la postre monarca, en los cuartos de final.

En la Eurocopa 2016, en casa, perdió la definición ante Portugal, pero, pese a la frustración, la Federación decidió ratificarlo en el cargo y la continuidad dio frutos.

Así, Deschamps se convirtió en el primer campeón mundial con Francia como futbolista y DT, para igualar al brasileño Mario Lobo Zagallo y al alemán Franz Beckenbauer, los únicos que habían logrado esa hazaña en el mundo, luego de vencer en la final por 4-2 a Croacia.

Deschamps siempre es el primero en su país.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo