Francia entró en la galería de los grandes tras ganar una infartante final a Croacia y es el campeón de Rusia 2018

Los galos ganaron por segunda vez una Copa del Mundo, ahora jugando fuera de sus fronteras, luego de vencer en un partido emocionante a los balcánicos.

Por El Gráfico Chile

En conversaciones de pasillo, de "futboleros", siempre se dice que Francia es candidato a ganar, pero que cargan con el mote de "pecho frío". Esa frase hay que enterrarla, porque los galos sacaron chapa de potencia histórica, luego de golear por 4-2 a Croacia y alzar por segunda vez la Copa del Mundo, ahora en Rusia 2018.

El partido arrancó con los balcánicos como dueños absolutos de las acciones, porque salieron a presionar arriba, con Ivan Perisic y Ante Rebic muy activos por los costados, aunque sin generar acciones de real peligro.

Cuando los croatas jugaban mejor llegó una catástrofe para los pupilos de Zlatko Dalic, porque vía tiro libre de Antoine Griezmann metió un centro al corazón del área, donde la peinó a su propio arco Mario Mandzukic y se clavó en el ángulo. El hombre de Juventus marcó el primer autogol en la historia de las finales de los Mundiales. Iban 18'.

Mandzukic El autogol de Mandzukic / Getty

Tras ello el equipo ajedrezado salió con muchas más ganas a "martillar" en el arco francés, y sus intenciones tuvieron premio, porque un zurdazo de Perisic se metió en el fondo de las redes de la puerta que defendía Hugo Lloris. Golazo, 10 minutos después del primer tanto del duelo.

Griezmann El gol de penal de Griezmann / Getty

Cada 10 minutos pasaban cosas en la entretenida final, y esas situaciones siempre traían consecuencias, porque a los 38', tras ayuda del VAR, el argentino Néstor Pitana cobró penal a favor de Francia, donde Griezmann tuvo sangre fría para poner al cuadro del DT Didier Deschamps otra vez arriba.

La máquina francesa

El complemento fue a puro gol, pero con un sólo equipo en la cancha: Francia. Los galos mostraron toda su clase, con contragolpes mortales, y toque de balón desde la mitad de la cancha. Además, sus figuras aparecieron con todo su esplendor.

Croacia quería, Francia podía. A los 59' la "leche se coció", porque luego de una serie de rebotes la pelota le quedó a Paul Pogba, quien con un zurdazo colocado desde fuera del área puso la tercera estocada. Liberté, égalité, fraternité.

¿Faltaba más? Claro que sí, porque la tienda del gallito no estaba conforme, y así lo demostró Lucas Hernández, quien desbordó a los 65', la alargó para Kylian Mbappé y el astro del PSG con un tiro con suma presencia batía por cuarta vez a Subasic. Ya era goleada.

Mandzukic El error de Lloris acercó a Croacia / Getty

Se creía que Francia iba a empezar a dominar las acciones con calma y prestancia, hasta que llegó el peor error en todo el Mundial. Umtiti le dio un pase atrás a Lloris, quien quiso salir jugando y no hizo más que un blooper, porque la pelota la tocó Mandzukic para poner el descuento. Todavía quedaban más de 20 minutos para el final.

Croacia quiso, buscó con centros y disparos de media distancia, sin embargo no tuvieron mayor suerte, el marcador se podía cambiar, pero el resultado no, los galos iban a ser campeones.

Francia, que llegó en silencio a Rusia, se va gritando, siendo el mejor equipo del mundo por segundo vez en su historia. Croacia, se va con la frente en alto, con la medalla de plata en el bolsillo.

Francia es campeón del Mundial. Adiós Rusia, en cuatro años más nos veremos en Qatar, ojalá con Chile entre los clasificados.

Así vivimos el minuto a minuto

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo