Grupo activista ruso se adjudicó la invasión a la cancha que interrumpió la final del Mundial

Pussy Riot se atribuyó la responsabilidad del ingreso de cuatro individuos que generó el caos en el estadio Luzhniki de Moscú cuando jugaban Francia y Croacia.

Por El Gráfico Chile

Corría el minuto 52’ de la final entre Francia y Croacia cuando tres hinchas invadieron la cancha del estadio Luzhniki de Moscú.

Mientras el balón lo tenía Luka Modric por el sector izquierdo y comenzaba un ataque contra el arco de Hugo Lloris, tres hinchas (dos mujeres y un hombre) aparentemente disfrazados, ingresaron corriendo por el campo de juego.

Inmediatamente se activó el plan de emergencias y cerca de unos ocho guardias comenzaron a perseguir a los “espontáneos” quienes fueron reducidos sin mayores problemas.

Eso sí, antes de ser detenidos, uno de los manifestantes corrió y abrazó a Dejan Lovren quien evidentemente mostró su molestia ante la situación.

Pussy Riot se adjudicó la invasión en el Mundial

Minutos más tarde y a través de Twitter, el grupo de activistas y música punk de Rusia, Pussy Riot, se atribuyó la responsabilidad por la invasion que interrumpió la final.

Pussy Riot afirmó que había organizado la invasión, y emitió en Twitter una lista de exigencias al gobierno ruso, incluida la de liberar a los presos políticos, poner fin a los “arrestos ilegales durante las protestas”, y “permitir la competencia política en el país”.

La invasión al estadio
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo