Columna: Vidal cae de cajón en la Juve de Cristiano

Es ídolo del cuadro turinés y seguramente lo recibirían con los brazos abiertos. Esto no quita que tendría que ganarse un puesto en un mediocampo igual de sobrepoblado que el de su todavía elenco germano.

Por Juan Ignacio Gardella

Con cuatro títulos seguidos de la Serie A y al toque tres consecutivos de la Bundesliga, el gran objetivo que le va quedando a Vidal en Europa es ganar la Champions. El Rey se ha encargado de dejarlo claro varias veces y, con 31 años, debe tomar una decisión que es clave para alcanzar esa meta.

Según informan desde Alemania, el nuevo DT del Bayern, Niko Kovac, no tiene al chileno entre sus preferidos y los muniqueses buscarán hacer caja en este mercado, porque si no lo venden ahora, quedará con el pase en su poder. En un escenario bastante parecido al que vivió Alexis hace unos meses, Arturo podría firmar su último contrato grande en el Viejo Continente.

Y hablando de viejos, parece que los astros se alinean en torno a una Vecchia Signora. La Juventus, que quiere sacarse el mote de “segundona”, con derrotas en las últimas cinco finales que jugó y dos subcampeonatos en las cuatro ediciones recientes, apostó fuerte por el actual astro rey de la Orejona, al que probablemente le armarán un equipo a la medida.

Cristiano pretende obtener la Liga de Campeones con clubes de los tres torneos más importantes del globo y, con ello, la Juve pasa de inmediato a ser candidata al título, ya que a la base que viene dando pelea en el certamen continental, se le suma uno de los dos jugadores más desequilibrantes del planeta hoy en día. Pero para eso el portugués necesita escuderos, y qué mejor que uno que tiene las mismas ansias de gloria.

El volante nacional es ídolo del cuadro turinés y seguramente lo recibirían con los brazos abiertos. Esto no quita que tendría que ganarse un puesto en un mediocampo igual de sobrepoblado que el de su todavía elenco germano, con Pjanic, Khedira y el campeón del mundo Matuidi, además del recién llegado Emre Can, entre otros.

La determinación tiene que ser bien meditada, porque posiblemente las inexploradas ligas inglesa y española deben seducir al de San Joaquín, como también la comodidad de Múnich, tanto dentro como fuera de la cancha. Sin embargo, el duopolio Madrid-Barcelona acaba de dar un giro hacia el conocido Turín, con el fichaje más resonante de la última década.

Si la Vieja Señora llama a la puerta, yo no dudaría en abrirle.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo