Nicolás Jarry fue preso de sus propios errores y no pudo acceder a la final del ATP de Hamburgo

El tenista nacional cayó ante el georgiano proveniente de la qualy, Nikolos Basilashvili, por parciales de 7-5, 0-6 y 6-1. El partido incluso estuvo suspendido dos horas por mal tiempo.

Por El Gráfico Chile

Nubarrones amenazantes se cernían en el court central del ATP de Hamburgo, que esperaba por el segundo partido de semifinales del certamen, entre el chileno Nicolás Jarry y el georgiano Nikolos Basilashvili. Pero, tras poco más de una hora y media de partido, y con una suspensión de dos horas entremedio, el tenista nacional no pudo acceder a la final del torneo, perdiendo por parciales de 7-5, 0-6 y 6-1. 

El inicio del encuentro fue con el control absoluto de Jarry. El juego de Basilashvili era comparsa ante la técnica y la fuerza del chileno. Y mientras se disputaba el octavo juego, con el set a favor del nacional por 4 a 3, el clima hizo su trabajo: lluvia y viento incesante, por lo que el encuentro se debió suspender por casi dos horas.

Tras el parón obligado, hubo una declive evidente en el chileno, que nuevamente se dejó llevar por su irregularidad acostumbrada. El georgiano, 81º del ránking ATP, pudo emparejar las cifras e incluso, ganó el primer set por 7 a 5. Jarry cometió 20 errores no forzados.

En el segundo set, el número uno de Chile fue una aplanadora. Un cambio en 180 grados para demoler a Basilashvili por 6 a 0. La arcilla blanda no fue impedimento para las esperanzas de ver a Jarry en la final de Hamburgo, fueran toda una realidad.

Y llegó el tercer set. El nieto de Jaime Fillol cometió muchos errores y simplemente se fue del partido. Esto fue aprovechado por su rival, que le endosó un 6 a 1 inapelable.

Fin del sueño de Jarry de lograr su segunda final ATP. Por su parte Basilashvili, se enfrentará al campeón defensor, el argentino Leonardo Mayer (36 ºATP). El trasandino derrotó en el preliminar al eslovaco Josef Kovalic (113º), por parciales de 6-7, 6-4 y 7-6.

En dobles hubo buenas noticias

El tándem compuesto por el chileno Julio Peralta y el argentino Horacio Zevallos, clasificó a la final de dobles de Hamburgo. Derrotaron al japonés Ben Mclachlan y al alemán Jan-Lennard Struff por 4-6, 7-5 y 10-7. Sus rivales por el título serán el croata Mate Pavic y el austríaco Oliver Marach, dos y tres del mundo en binomios, respectivamente.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo