Con la austeridad como foco: la lista de polémicas que tienen a Ronald Fuentes en el ojo del huracán en la U

Los casos de Mauricio Pinilla y Ángelo Araos escribieron un nuevo capítulo dentro del libro negro que acumula el gerente deportivo de Azul Azul desde su llegada al CDA.

Por Diego Espinoza Chacoff

La compleja semana que vivió Universidad de Chile concluyó con un 4 a 0 en contra sufrida a manos de Deportes Antofagasta. Una goleada que coronó de la peor forma los días atribulados que vivieron, donde sufrieron una balacera fuera del Centro Deportivo Azul y tuvieron que lamentar las salidas de Mauricio Pinilla y Ángelo Araos.

Con dos de sus figuras fuera del equipo a menos de 24 horas del duelo de este fin de semana, el técnico Frank Kudelka no pudo esconder su descontento  por la situación, ya que para él, la despedida de ambos "tocó en un momento totalmente inoportuno y con jugadores que iban a ser titulares" frente a los Pumas. A pesar de mantenerse firme en su postura, la molestia del DT era total. Si bien aceptó las condiciones de austeridad que le propuso la dirigencia de Azul Azul en su llegada al club y dijo estar conforme con el plantel, la necesidad de refuerzos –aparte de Sebastián Ubilla- parece urgente.

Pese a lo anterior, el gerente deportivo de la concesionaria, Ronald Fuentes, ha reiterado en varias ocasiones que la política del club universitario es no gastar grandes cantidades de dinero. Muestra de eso fue lo ocurrido con la joven promesa Ángelo Araos. La joya del norte tuvo un gran primer semestre jugando por los azules y eso generó el interés de un necesitado Corinthians de Brasil. Dado que la cláusula de salida de su pase era de $US 5 millones, los paulistas no tuvieron problema en pagarle los $2.5 millones de dólares que le correspondía a la U por el 50% del pase del volante y la misma cantidad a los Pumas, que tenían el otro porcentaje de la carta del jugador.

h Las apuestas de Fuentes no han funcionado. Y si funcionan, se venden barato / Photosport

Una situación que no pudo ser prevista por Fuentes y que significó un nuevo terremoto dentro de su polémico año y medio de gestión como gerente deportivo de la U. Y es que dentro del conocido plan económico de austeridad que tienen en el CDA, Fuentes declaró la imposibilidad de pagarle a los Pumas el otro 50% del pase de Araos para retenerlo, pero tampoco existió la intención de traer un posible reemplazante ante el fuerte interés de varios equipos internacionales, de llevarse a la máxima figura azul en la Copa Libertadores 2018.

Como si eso fuera poco, el mismo día y sólo horas después, la U perdió a Pinilla, su otra gran figura y uno de los estandartes para la hinchada azul. Aunque las versiones de su salida son varias, Fuentes explicó públicamente que el delantero logró un "acuerdo con la gente de Colón (de Santa Fe), en un contrato con mayor beneficio para él", y que por eso salió de los azules, quienes supuestamente no tuvieron la billetera para mejorar el salario que ofrecía el cuadro argentino.

Tanto la salida del atacante como la del volante, nunca fueran prevista por Chilenita. A pesar de que también había sufrido la salida sin ganancia del mediocampista Lorenzo Reyes al Atlas de Guadalajara y del lateral izquierdo Fabián Monzón por término de contrato, repitió hasta el cansancio que para el segundo semestre de 2018 no habría más fichajes, porque el plantel ya estaba listo y conformado. Hoy, y ante los problemas expuestos, el dirigente es preso de sus palabras en La Cisterna.

Errores del pasado

Desde su llegada en enero de 2017 como el encargado de dirigir la línea deportiva que tendría la U, Fuentes ha tenido bastantes yerros que han significado un sinfín de críticas por parte de los hinchas universitarios. A pesar de negar que existió una discusión "a los combos" con Pinilla antes de la salida del ariete de la U, la tensión con el cesado técnico Guillermo Hoyos era un secreto a voces y generó varios roces que ambos pudieron sobrellevar y manejar dentro de lo estrictamente profesional.

Junto a eso, y en lo relacionado a su trabajo, Fuentes se apegó al máximo a la idea de gastar lo menos posible en refuerzos para la U, dejando de lado el real aporte que podrían tener para el club. Dentro de esa línea es que el ex técnico de Universidad de Concepción visó la llegada de jugadores como Isaac Díaz, quien se quedó en la U tras el no pago del traspaso que habían realizado a Jaguares de Chiapas en el 2014. Un caso similar es lo que ocurrió con el panameño Armando Cooper, quien llegó como jugador libre de Toronto FC de la MLS, pero que ha sumado sólo cinco partidos jugador por los azules tras no ser considerado por Hoyos, Esteban Valencia, ni Kudelka

Todo esto, al mismo tiempo en que los fanáticos pedían un defensa central que pudiera competir en el puesto de titular con Gonzalo Jara y Christian Vilches, bajo la gran cantidad de goles que le hicieron a la U en 2017. Sin embargo, Fuentes se negaba e incluso declaraba que "¿Un defensa? Jamás ha sido opción buscar un jugador en ese sector de la cancha. Nunca hemos estado en búsqueda de un central". Diez días después de esas declaraciones, y ante los malos resultados de la pretemporada a inicios de este 2018, los azules contrataron al zaguero brasileño Rafael Vaz.

En la otra vereda, Fuentes ha tenido que sufrir la caída de varias de las contrataciones que tenía abrochadas, pero que un par de miles de dólares lo impidieron. El último caso de esa secuencia de fracasos fue lo ocurrido con Jean Meneses. El Campanil pedía vender parte del fichaje del jugador, la U quería una cesión, pero por sólo US$300 mil dólares y un año de contrato. El actual líder del torneo se negó a la opción.

Una gestión de Ronald Fuentes que deja más dudas que certezas. Tal como la U en Antofagasta.

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo