Pinilla se blinda con el "mundo del fútbol" tras su salida de la U y busca respuestas a su complejo futuro

El ahora ex delantero de Universidad de Chile ha guardado silencio, mientras sus representantes y abogados buscan la forma de demostrar que fue despedido y así jugar en un club chileno de Primera División.

Por Diego Espinoza Chacoff

La salida del delantero Mauricio Pinilla de Universidad de Chile ha desatado varias aristas dentro del mundo del fútbol nacional, debido a la inusual forma en la que se despidió de su club formador y pensando que su versión de los hechos aún no ha sido emitida. El presidente del Sindicato de Futbolistas Profesionales (Sifup), Gamadiel García, afirmó el pasado miércoles que las palabras de su afiliado cambiarían la percepción de la gente, sobre la polémica en la que se vio envuelta el ariete, y le entregó todo su apoyo para resolver su engorrosa situación.

Ante la expresa petición del ex seleccionado chileno, el Sifup respondió positivamente a lo solicitado y criticó duramente a la concesionaria Azul Azul por la forma en que se despidió a Pinilla, pensando en que el jugador se había presentado a entrenar el pasado lunes. Y es que aconsejado por el organismo del fútbol y su abogado, el futbolista fue al Centro Deportivo Azul en el inicio de la semana, donde estuvo cerca de una hora, y con el objetivo de buscar un arreglo que le conviniera a él y al club, luego de alegar "que le cambiaron las condiciones" para llegar a Colón de Santa Fe.

Sin embargo, y tal como dio a conocer públicamente el presidente Carlos Heller, las negociaciones con Pinilla terminaron en un mediático despido del atacante de la U, lo que motivó al Sifup a blindar a su asociado, con representación presencial este jueves en la ANFP, buscando que el ente rector del fútbol chileno permitiera al delantero a jugar en Primera División, pese a la norma del artículo 16 del reglamento del fútbol nacional, y que le impediría jugar en un club de Primera durante la segunda rueda del Campeonato Nacional 2018, ya que fue parte del plantel azul en el primer semestre.

Turno de la ANFP y la U se olvida

Bajo ese escenario, tanto García como el padre del jugador y su abogado fueron los encargados de representar a su hijo durante esta jornada, pensando en que Pinilla ha intentado mantener la distancia con los micrófonos y no dar declaraciones que puedan complicar el proceso que está viviendo, buscando evitar los errores que ha cometido en el pasado, ya que, si el caso se complica, podría terminar en tribunales laborales.

g Este fue uno de los últimos entrenamientos de Pinilla en la U /Photosport

"El día de hoy presentamos una solicitud para que Mauricio Pinilla pueda ser considerado como jugador libre y pueda obtener una oferta de algún club de Primera División, si es que así, algún club lo desea. La solicitud ya está en la oficina de partes y de aquí en adelante ya es decisión del directorio de la ANFP", aseguró García tras la extensa reunión con los personeros de Quilín.

Tras la reunión, el timonel del Sifup reiteró que los argumentos a favor de Pinilla es que, tras ser cesado de sus funciones por parte de Azul Azul, se transformó en un jugador libre de negociar con cualquier equipo, y que sería una excepción a la regla, por la forma en que fue despedido y porque tenía contrato vigente con su ahora ex club.

Pese a todo este embrollo, en el Centro Deportivo Azul han reiterado durante esta semana que el problema ya pertenece a Colón de Argentina, que compró sus derechos federativos según el club, y también del propio jugador. El único tema pendiente que tienen con ellos es la firma del documento de finiquito laboral que Pinilla ya tiene en su poder desde el lunes, pero que no ha entregado a la concesionaria universitaria, buscando resolver su situación con otro club, antes de dejar legalmente a la U como uno de sus trabajadores.

Por ahora, Pinilla sigue en un limbo…

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo