La receta del nuevo coach de Christian Garín para levantarlo: "Hay que sacarle la presión de encima"

El argentino Andrés Schneiter habló con El Gráfico Chile para analizar su nuevo proyecto con el chileno. Reconoce su gran tenista y apuesta por trabajar su lado mental.

Por Felipe Lagos Barahona

El tenista chileno Christian Garín (159° de la ATP) tiene nuevo entrenador. Se trata del argentino Andrés Schneiter, ex doblista (42 años), quien se encargará de los destinos del jugador nacional, luego del final de su relación con el coach nacional Horacio Matta.

El Gringo es un conocido de los tenistas chilenos, ya que supo conducir a Paul Capdeville, Bastián Malla y Nicolás Massú. Además, también fue el adiestrador de nombres destacados como Mariano Puerta (lo llevó al Top 10 y fue finalista de Roland Garros 2005), Franco Squillari o Agustín Calleri.

Desde Buenos Aires, donde ya trabaja con Garín, Schneiter conversó con El Gráfico Chile sobre sus objetivos con el Tanque, con el que pide paciencia para despegue en el circuito de la ATP.

Garín El argentino es conocido como el "Gringo" / Archivo

 

¿Cómo se dio lo de Christian?

Estaba con el brasileño (Rogerio Dutra Silva) y ahora con el argentino (Juan Ignacio) Londero -empezó el año 362º y hoy es el 122º del mundo-. Christian me habló en Wimbledon, jugó justamente contra Londero allí y luego pasó la qualy, me comentó si lo podía ayudar y quedamos de acuerdo. Ahora ya está entrenando con nosotros y se une al team que tenemos con Juan.

Tienes una gran ligación con Chile…

Y sí. Me tocó estar con Paul (Capdeville), que es un pibe bárbaro, estuvimos casi cinco años juntos y hay una gran amistad con él, obtuvimos muy buenos resultados. Con Bastián (Malla) también estuvimos, justo cuando Garín ganó Roland Garros junior (en 2013) y también con Nico (Massú) sobre el final de su carrera. La verdad es con todos tengo una gran relación y son grandes personas, muy trabajadores. Ahora me toca con Christian.

¿Cómo ves a Christian como jugador?

Es un chico muy fuerte, muy potente, explosivo, aguanta muy bien los tiros potentes, además tiene tiros muy fuertes, un gran revés y muy buena devolución. Me parece que la derecha y el servicio hay que trabajarlos un poquito, pero en general tiene un muy buen tenis. Lo vimos en Wimbledon, donde le ganó a Londero, después pasó la qualy y estuvo cerca de pasar la primera ronda.

¿Por qué no ha explotado aún comparándolo con los jugadores de su misma generación?

Son tiempos muy distintos los de Europa y Sudamérica, acá hay mucha presión por la expectativa que generó cuando era más joven. Pero hoy Christian está mucho más maduro y hay que trabajar algunas cosas para sacarle la presión de encima. Su actitud ha cambiado bastante, pero hay que seguir trabajando eso, aumentar su confianza, porque sabemos que tiene mucho potencial.

¿Le ha afectado tanto cambio de entrenador y de sus patrones de juego?

Va todo de la mano, aceptar las frustraciones que sufre, debe controlar sus emociones en la cancha para ser más sólido durante los partidos, pero como digo todo es parte del trabajo que vamos a realizar desde ya, estamos muy confiados en él.

Lo que viene para ustedes…

Vamos a la qualy del US Open, ya estamos entrenando en Buenos Aires, y luego vamos a jugar tres semanas en Europa, sólo torneos de polvo de ladrillo, y terminamos el año en los challengers de Sudamérica.

¿Qué objetivos se plantean a corto plazo?

Se van a ir viendo con el correr de las semanas, no es posible decir hoy qué vamos a querer ahora. Lo primero es terminar bien el año, ojalá dentro de los 140 para ser cabeza de serie en la qualy del Abierto de Australia y luego nos vamos a trazar los próximos objetivos, pero tenemos que ir con calma.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo