La Superliga Argentina será más chilena que nunca y tendrá luna Roja en Avellaneda

Después de un tiempo donde el mercado trasandino estaba cerrado para Chile, ahora las puertas se volvieron a abrir y habrá una gran presencia de nacionales.

Por Pablo Serey Correa y Gonzalo Pérez Amar

Hace un tiempo, el fútbol de Argentina les abrió las puertas a los jugadores chilenos e, incluso, sirvió de trampolín para luego saltar a Europa. Marcelo Salas, Gary Medel y Alexis Sánchez son claros ejemplos de lo fructíferos que fueron sus pasos por el balompié transandino para concretar el gran sueño de partir al Viejo Continente. Sin embargo, pasó un largo período donde los grandes nombres nacionales no abundaron al otro lado de la cordillera.

Pero el panorama está cambiando y el más claro ejemplo es la gran legión criolla que habrá en la temporada 2018-19 de la Superliga. Hasta el momento, son 10 futbolistas chilenos los que se aprontan para competir en la máxima serie argentina: Paulo Díaz (San Lorenzo), Francisco Silva y Pedro Pablo Hernández (Independiente), Gabriel Arias, Eugenio Mena y Marcelo Díaz (Racing Club), Marcelo Larrondo (Defensa y Justicia), Alfonso Parot (Rosario Central), Fernando Cordero (San Martín de Tucumán) y Pablo Galdames (Vélez Sarsfield).

"Es muy interesante y es bueno para el fútbol chileno que se vuelve a abrir un mercado que siempre es bueno. A veces es normal que el argentino vaya a Chile, pero en los últimos años el jugador chileno se ha valorizado por los logros a nivel selección y en ese sentido le ha hecho bien al fútbol chileno. Siempre es un trampolín para el fútbol europeo", comenta Alberto Acosta, quien conoce muy bien el fútbol nacional y el trasandino, sobre la nueva ola de chilenos que llegó a Argentina.

Este viernes 10 de agosto arranca la nueva temporada de la Superliga de Argentina, en la que el poderoso Boca Juniors defenderá su título ante la dura competencia que le pondrá su archirrival, River Plate, y también San Lorenzo, Independiente y Racing. Defensa y Justicia, Rosario Central y Vélez Sarsfield aparecen como clubes emergentes que pueden pelear de mitad hacia arriba, mientras que San Martín de Tucumán, recién ascendido, tendrá que luchar por mantener la categoría.

Paulo Díaz, el pilar que aguantó solo en Argentina

Quien sobresale con luces propias entre los chilenos en Argentina es Paulo Díaz. El jugador formado en Palestino está desde enero del 2016 en San Lorenzo, club al que llegó como una apuesta de la mano de un Pablo Guede que lo dirigió en los árabes y también lo llevó a Colo Colo. Con sólo 21 años, el defensor dio el salto al Cuervo después de jugar poco y nada en los albos por lesiones. Hoy, pese a los cuestionamientos iniciales de su llegada, está consagrado como figura en el equipo dirigido por Claudio Biaggio.

Después de un comienzo difícil, el zaguero, que el próximo 25 de agosto cumplirá 24 años, ya está totalmente consolidado en el Ciclón y es el gran pilar de la defensa de los transandinos. Pilar que por momentos sostuvo en solitario el nombre de Chile en el fútbol del otro lado de la cordillera. "Es uno de los pilares de la defensa, ha jugado de todo, es muy polifuncional y se adapta porque lo hace bien, no lo ponen por poner. Como todo jugador que llega de afuera, va viendo cómo va a ser el fútbol argentino, pero ahora se ha ganado el cariño de la gente y lo quieren mucho", comenta Alberto Acosta, ídolo y sexto goleador histórico de San Lorenzo.

Incluso, la polifuncionalidad del joven defensor de 23 años es reconocida por la prensa transandina, tal como expresa Fernando Vergara, periodista a cargo de la cobertura diaria del Ciclón en La Nación: "Tiene un mérito muy particular, una cualidad que no abunda en el fútbol argentino, una condición que tampoco es que sobresalga en el fútbol en general: la polifuncionalidad en cualquier sector de la línea defensiva. Basta con repasar sus actuaciones en San Lorenzo para ver que Paulo, en la Argentina, ya ha jugado en los cuatro puestos del fondo, tanto en los laterales como en la zaga central. Con pierna cambiada o no, en todos ha cumplido de la mejor manera".

"Está jugando en un gran nivel. Cuando uno llega a un país distinto lleva un tiempo de adaptación, a él le costó un poco, pero ahora, con continuidad y varios meses en el club, lo está haciendo muy bien. Me ha impresionado su gran técnica y su cabezazo, es muy probable que vaya a Europa y si sigue en este nivel se fijarán en él", agrega Norberto Ortega Sánchez, campeón con San Lorenzo en 1995.

El destino de Díaz parece claro y desde el Viejo Continente ya lo miran de reojo. Una salida que se dará tarde o temprano y que en Boedo ya lamentan. "Es el defensor más importante de San Lorenzo y cuando no juega, se siente bastante. No sólo gana defensivamente, también ha hecho goles, y hay un gran cariño hacia él. Espero que siga de la misma forma y no sólo lo digo por el club, sino por él, para que dé un salto de calidad y pueda lograr lo que quiere todo jugador: ir a jugar a Europa", afirma el Beto Acosta.

La Roja de Avellaneda

Avellaneda, uno de los barrios más futbolizados del planeta, tendrá una importante presencia chilena en la venidera temporada de la Superliga. Por el lado de Independiente, aparecen como pilares del equipo de Ariel Holan los nacionales Francisco Silva y Pedro Pablo Hernández, mientras que en la vereda de Racing Club, Gabriel Arias es carta fija en el arco para Eduardo Coudet, mientras que Eugenio Mena y Marcelo Díaz deberán ganarse un espacio en el once del Chacho, a raíz de sus tardías llegadas.

Ricardo Bochini, mayor ídolo en la historia del Rojo, elogia las llegadas del Gato y del Tucu. "Son jugadores que han tenido buena trayectoria, ahora hay que ver cómo rinden en Independiente, porque se les va a exigir bastante. El público está muy entusiasmado con los refuerzos que han llegado, con el equipo que se ha conformado y con el técnico, y ahora va a depender de ellos rendir en los partidos difíciles que van a venir", plantea el Bocha.

Por el lado de Racing, Nicolás Montalá, periodista a cargo de la cobertura de la Academia en Olé, entrega el panorama de los chilenos. "Arias es el arquero titular, va a arrancar así en el partido de ida de los octavos de la Libertadores ante River. Mena llega para empezar como suplente y, en teoría, Díaz comienza como recambio, pero mi opinión es que va a durar muy poco en la banca, va a terminar ganándose el puesto por decantación, imponiendo su juego. Pero, de partida, el único titular de los chilenos, por ahora, es Arias", explica.

Los clásicos serán la prueba de fuego para los cinco. "La presión es grande, pero tienen que abstraerse y responder a las expectativas que depositaron en ellos. Por algo los contrataron y tienen que demostrar su nivel ante 50 mil personas", advierte Ortega Sánchez, quien, además de ser campeón con San Lorenzo, también es ex jugador de la Academia.

Candidatos para la nueva edición de la Superliga y con el mismo cartel para la recta final de la Libertadores 2018, Independiente y Racing tendrán importantes desafíos con los chilenos como protagonistas. Avellaneda puede ser una embajada de la Roja y bien lo sabe Reinaldo Rueda, quien ya ha tenido en la Selección a Arias y al Tucu. ¿Podrán sumarse Mena, Díaz y Silva a los trabajos del colombiano?

Hambre de gloria en la Superliga

Sin la estirpe de la que gozarán los chilenos de Boedo y Avellaneda, los otros embajadores nacionales que tendrá la Superliga buscarán cumplir con los correspondientes objetivos colectivos de sus equipos y, fundamentalmente, dar caza a sus propias metas personales. Renacer, consolidarse y dar un salto cualitativo son esas aspiraciones.

Entre ellos, sobresale el caso del delantero Marcelo Larrondo, quien en el modesto Defensa y Justicia buscará retomar el gran nivel que exhibió en Rosario Central y que a mediados de 2016 lo llevó a convertirse en fichaje millonario del poderoso River Plate. Sin embargo, por las constantes lesiones, sólo jugó 14 partidos en dos años.

"La expectativa que tenemos es que si él se pone bien, por supuesto que para nosotros será un jugador muy importante", apunta José Lemme, presidente del equipo que tiene como DT a Sebastián Beccacece. "Nos parece bárbaro que él se haya fijado en Defensa y Justicia para venir a jugar y buscar su recuperación. A él lo motivó mucho que en el club esté trabajando gente que conoce", agrega el timonel del Halcón.

En Rosario Central, con el experimentado Edgardo Bauza como DT, Alfonso Parot buscará consolidarse en su segunda temporada en el Canalla, mientras que Pablo Galdames, en el Vélez Sarsfield de Gabriel Heinze, y Fernando Cordero, en el San Martín de Tucumán de Rubén Forestello, van por un salto cualitativo en sus respectivas carreras, pues en ambos casos se tratará de la primera experiencia a nivel de club fuera de Chile.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo