Disculpas públicas y 20 horas de derecho: las peticiones más llamativas en la demanda de Pinilla a la U

El ex delantero de Universidad de Chile demandó a Azul Azul pidiendo que se realice una reparación inmaterial por la vulneración a sus derechos fundamentales.

Por Diego Espinoza Chacoff

La salida de Mauricio Pinilla de Universidad de Chile ha dejado incontables aristas que han revolucionado al club durante las últimas semanas y que terminó con la concesionaria Azul Azul demandada por parte del jugador. En base al documento publicado en el Poder Judicial de Chile, el futbolista de 34 años decidió iniciar acciones legales en contra de su ex club, alegando, a grandes rasgos, despido injustificado y vulneración de sus derechos fundamentales como trabajador.

Manifestando que él nunca firmó el finiquito para salir de la U y por tanto nunca dejó de ser funcionario del club, Pinilla declara, a través del escrito, que no firmó una transferencia formal al club Colón de Argentina, sino que sólo dio cuenta de la intención del elenco trasandino de contar con él, con una "carta de intención de oferta", y que eso le significó dejar la concentración de los universitarios en Antofagasta que llevó la posterior declaración del gerente deportivo Ronald Fuentes indicando públicamente que "Mauricio Pinilla dejó de ser jugador de Universidad de Chile".

Ante todo este escenario, el delantero chileno pidió una indemnización millonaria a la sociedad anónima que dirige a la U, pensando en que su ex empleador realice una reparación inmaterial por la vulneración a sus derechos fundamentales, donde acusa un daño moral y de imagen contra su persona. Bajo esa consigna, y avalado por la opción que le entrega una demanda tutelar dentro del plano de lo inmaterial, Pinilla realizó llamativas peticiones que se enfocan en la opción de disculpas públicas y un reparo emocional para él.

Las llamativas peticiones

Dentro de ese petitorio destaca, por ejemplo, que Pinilla pide que "cada uno de los Directores de la Sociedad Anónima demandada, en su totalidad, extiendan a don Mauricio Ricardo Pinilla Ferrera una carta con disculpas por haber permitido la vulneración de derechos fundamentales que sufrió" y "que dicha carta de disculpas sea publicada en la versión impresa y digital de los diarios El Mercurio y La Tercera".

A los directores de la concesionaria, el jugador también les pide que realicen una "capacitación de a lo menos 12 horas en derechos fundamentales, programa que deberá ser realizado por un abogado con el grado de Magíster o Doctor en Derecho". Esta petición, pensando en que el directorio de Azul Azul apoyó "de forma unánime la conferencia de prensa del 31 de julio de 2017", donde se anuncia públicamente su salida del club.

Además de eso, Pinilla le pide al presidente de Azul Azul, Carlos Heller, al abogado de la empresa, José Joaquín Laso, y a Fuentes, que realicen una conferencia de prensa donde expliquen cómo fueron los hechos y cómo se procedió con errores ante su salida. Ahí, entre otras aclaraciones, el ex seleccionado chileno pide que los dirigentes digan "Ofrecemos disculpas al señor Mauricio Ricardo Pinilla Ferrera, por haber vulnerado su honor y su libertad de trabajo".

j Carlos Heller, Jose Joaquin Laso y Ronald Fuentes son sindicados como responsables por Pinilla / Photosport

Bajo esa misma lógica, en la demanda se pide que los tres antes mencionados "hagan un curso directo de a lo menos ocho horas impartido por un abogado chileno experto en derecho deportivo, Master en Derecho Deportivo otorgado por el ISDE de Barcelona, España".

Opción que se cumplan

Pese a la confianza que presenta la parte demandante que representa a Pinilla, el abogado especialista en derecho laboral, Andrés Bontá, cree que, con los antecedentes hasta ahora entregados, existen pocas posibilidades de que el futbolista pueda ganar las peticiones exigidas, no por considerarlas irrisorias, sino porque es muy difícil comprobar las consecuencias psicológicas que este episodio trajo para él.

"Las reparaciones inmateriales sólo ocurren en las demandas de tutela y ahí puedes pedir todo tipo de cosas, lo que se te ocurra entra en el plano de lo inmaterial. Sin embargo, si se cae la tutela, también lo hace todo lo expuesto como las disculpas públicas. A algunos les interesa esto para cuidar su honra, pero por lo general no se da", indicó Bontá a El Gráfico Chile.

"No me parece que sea una locura lo que pide Pinilla, pero el juez se tiene que poner en el contexto de un trabajador promedio. Acá no hubo golpes, acoso, o que lo hayan dejado dos meses entrenando con juveniles, por ejemplo. Si pasaran cosas especiales como de intención de daño, podría proceder a favor de Pinilla", agregó el abogado.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo