La nueva Copa Davis no termina de convencer en Chile

El presidente de la Federación de Tenis, Sergio Elías, defiende el nuevo sistema, al igual que el tenista Hans Podlipnik. Pero también hay críticas.

Por Diego Espinoza Chacoff

La votación de la Asamblea General de la Federación de Tenis Internacional (ITF) del pasado jueves determinó el cambio de formato de la Copa Davis. Después de 118 años eligiendo a los campeones del tenis mundial, la reunión del organismo eligió el nuevo sistema con un 73% de las preferencias, mientras que sólo un 27% se inclinó por seguir ocupando el romántico modelo histórico que tuvo el torneo por más de un siglo.

Dentro de las principales causas que llevaron al cambio del sistema fue la fuerte inyección de dinero que tuvo la ITF, luego de recibir la propuesta de la empresa Kosmos, propiedad del jugador del Barcelona, Gerard Piqué; la cual pagó $40 millones de dólares para ser los encargados de organizar el evento, enfocados principalmente en la semana anual en la que se enfrentarán los países del Grupo Mundial.

Según destaca el presidente de la Federación de Tenis de Chile (Fetech), Sergio Elías, a El Gráfico Chile, la nueva modalidad les entregará plata directa que no se obtiene a menos que nuestro país sea local en la competición, y además, destaca las mejores opciones que tiene el equipo de Nicolás Massú en su sueño de ingresar al Grupo Mundial.

"Yo estoy contento porque soy parte del directorio de la ITF y es un gran logro para nosotros. Además, este formato nos conviene mucho por los ingresos que vamos a obtener y que van a ir creciendo si nos va bien. Será plata directa, la que nos llegue y además nos da más chances para acceder al Grupo Mundial", señala Elías.

Elías Elías aprueba el sistema / Reproducción

Pese a eso, el ex representante de Chile en la ITF, Miguel Miranda, entrega sus aprehensiones acerca de la forma en que se administrarían los dineros por parte de la Fetech, pensando en el déficit financiero que representa y la mala forma que se ha manejado con dineros similares en la última década.

"En el mundo hay federaciones que si reciben más dinero, lo van a ocupar en el desarrollo del tenis, en la nuestra no sé. Ahora va a llegar dinero ¿Pero si no es bien controlado? Acá hay $1.585 millones que nunca se supieron dónde fueron a dar y por eso la Fetech está intervenida. No siempre los dineros son manejados como uno esperara que se manejen", señala Miranda.

¿Adiós Chile como local?

Dentro de los países disidentes al nuevo formato destacaban Alemania, Gran Bretaña y Australia. Aunque en el caso de los oceánicos, la nueva Copa Davis se asemeja al torneo que organizarán desde el 2020 en conjunto con la ATP, los europeos temían sobre la opción de no volver a ser locales, sobre todo después de hacer una gran inversión en infraestructura para el tenis. Esa incertidumbre, también la hace ver Miranda, quien lamenta que Chile –lo más probable- es que nunca más pueda recibir una serie por el Grupo Mundial.

"Nosotros podríamos clasificar, estaríamos en la élite del torneo más importante de tenis del mundo y ¡nunca lo vamos a tener de local! Con (Christian) Garín y (Nicolás) Jarry lo vamos a lograr, pero a Sudamérica no van a venir, y es una pena porque era un gran impacto mediático, donde también involucras a la gente en el espectáculo", alega el ex dirigente de desarrollo de la ITF.

Frente a esa crítica, Elías defiende el nuevo sistema ya que mientras Chile no esté en el Grupo Mundial, recibirá dinero por jugar de visita y no tendrá gastos de la organización de eventos, como tampoco lo tendrá si logra clasificar a la semana en que se enfrentarán los 18 mejores países de la Davis.
“Aunque seamos visitantes, se recibirá un dinero similar a como si fuéramos locales. Si luego pasas al Grupo Mundial, es una escala mayor y así. Algo que me tocó defender en la ITF fue que la localía sólo desaparece si estás entre los mejores en la sede única que habrá, si no es todo igual que antes, y eso me tocó aclararles a alemanes e ingleses”, señala el timonel de la Fetech.

¿Vuelven los tenistas de élite?

Por último, otra de las razones que hizo desechar el histórico modelo romántico de la Davis, fue la ausencia constante de las figuras del circuito ATP, quienes privilegiaban su calendario y carreras personales por sobre la Ensaladera de Plata, debido a lo agotadora que terminaba siendo la semana de prácticas y posteriores días de enfrentamientos a cinco sets.

“Para mí la Copa Davis siempre fue un estrés muy grande en el calendario. Siento que para los jugadores que juegan Grupo Mundial y que a la vez están acostumbrados a jugar los torneos más importantes del circuito, se les acorta el calendario y no les ayuda nada a sus carreras”, dice el doblista e integrante del equipo chileno, Hans Podlipnik, quien además comenta las opciones de Chile de ir al Grupo Mundial con el nuevo formato.

“Va a ser un camino igualmente duro, sea la manera que sea, pero ya estábamos cada vez más cerca de tener un equipo en el Grupo Mundial y estoy totalmente de acuerdo que sea un camino más corto. De ninguna manera cambian las ganas de representar a tu país”, agrega el tenista nacional.

A pesar de que el nuevo formato arrancará desde el 2019, desde los repechajes de septiembre la nueva Davis ya comenzará a funcionar en todo el mundo, buscando un cupo entre los países que quieran estar en la semana definitoria en pos de la Ensaladera de Plata, y con Chile a la espera de lo que haga Canadá para ingresar a este selecto grupo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo