Paolo Guerrero recibe golpe de la justicia tras la sanción por dopaje y no jugará más en 2018

La justicia suiza decidió revocar la suspensión provisoria del castigo que acarrea el delantero y ahora deberá cumplir toda su sanción.

Por El Gráfico Chile

Se le acabaron los alegatos a Paolo Guerrero. Este jueves, el delantero peruano recibió una mala noticia al confirmarse, según informa Globoesporte, que la Justicia Común Suiza revocó la suspensión provisoria de su sanción por dopaje, por lo que deberá cumplir el castigo en su integridad. 

Al no tener más opciones jurídicas para revocar la decisión que tomaron en Suiza, Guerrero estará ocho meses fuera de las canchas, tiempo que le restaba para terminar su sanción, y recién volverá a jugar en abril de 2019. Con esto, el incaico tendrá que esperar para debutar en Internacional de Porto Alegre, club que este mes lo contrató por tres temporadas con la misión que los ayude en la lucha por el título del Brasileirao, donde pelean palmo a palmo con Sao Paulo por la punta.

Con esto, Paolo Guerrero agota las instancias de apelación, que, incluso, le permitieron jugar el Mundial de Rusia 2018 con Perú, donde marcó un gol en la victoria por 2 a 0 ante Australia.

El delantero, en octubre del año pasado, fue castigado con un año por un dopaje causado por un metabolito de cocaína. Sin embargo, luego de apelar a la FIFA, consiguió que se le rebaje la pena a seis meses, pero el TAS se manifestó tras los alegatos del atacante y le amplió la pena a 14 meses. Fue ahí cuando consiguió la suspensión provisoria de la sanción por parte de la Justicia Común de Suiza, quienes ahora hablaron fuerte y claro para revocar ese permiso y determinar que cumpla los 8 meses que le quedan de castigo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo