Rodrigo Holgado, el goleador de Coquimbo desechado por Pablo Guede que ahora la rompe en Primera B

Con 23 años y un breve pasado en México, es titular en los piratas y además, el máximo anotador del torneo. Sueña con jugar en algún grande de Chile.

Por Jorge Bueno Carrasco

Tiene 23 años y, según él mismo reconoció, varios le dijeron que volver de México a principios de años para jugar en la segunda categoría de Chile no era una buena decisión. Sin embargo, el olfato de Rodrigo Holgado no falló y desde que llegó a Coquimbo Unido sólo ha sumado alegrías y goles: actualmente es el máximo artillero de la Primera B con 12 anotaciones.

El goleador sabe que en sus pies descansan muchas de las ilusiones de subir a Primera División, donde los sueños de jugadores, dirigencia e hinchada, terminan en ruegos para que Holgado destaque con holgura en un eventual ascenso de los coquimbanos, tras once años en la B.

Emergido de las inferiores de San Lorenzo de Almagro, dijo que le encantaría jugar en algún club grande de Chile, aunque el equipo de sus amores es el del barrio: Almirante Brown, que actualmente disputa la Primera B Metropolitana (tercera categoría) de Argentina.

El Gráfico Chile conversó con el delantero, que goza de un buen presente en el puerto pirata, el actual líder del ascenso.

¿Cuál es el análisis que haces de este año, con Coquimbo en la punta y candidato a ascender y tú, como goleador de la B?

La verdad es que estamos muy contentos. Yo vine desde México para pelear un ascenso y afortunadamente las cosas salieron bien. Todavía falta mucho y hay que seguir de esta manera.

¿Cómo se dio esta llegada a Chile y por qué lo escogiste?

Mi representante me había dicho de este oportunidad cuando estaba en México y bueno, yo quedaba libre a fin de año (2017) y llegué con el pase en mi poder, me pertenece. Coquimbo tiene la opción de compra y vamos a ver si se hace cargo. Si me compran, sería jugador de Coquimbo en un 50%.

¿Te dijeron algo al respecto?

Algunos como que lo vieron como un retroceso. La verdad es que tenía 22 años y lo único en que pensaba, era en jugar. Uno lo que más quiere es eso, sobretodo a esta edad, tener minutos. Y por suerte Coquimbo me abrió las puertas y va todo bien hasta ahora.

¿Tu intención es quedarte en Coquimbo, en Chile o ver otras opciones afuera?

Mi idea por ahora es pensar en mi equipo, tratar de ascender y sale algo, bien. La verdad es que me encanta Chile, estoy muy contento y me han tratado bien. Seguir acá creo que sería un buen momento.

¿Y cómo está el ambiente dentro del plantel? Están punteros y son firmes candidatos a subir de división, además ganaron el clásico ante La Serena…

Estamos bien, pero falta mucho aún, pero fue un paso importante el que dimos. Aunque por más que hayamos ganado el clásico, no hay que relajarse. Ahora queda un partido que es fundamental, allá en la altura (Cobreloa, próximo domingo) y esperamos que se dé todo bien y podamos sumar tres puntos, para poder seguir metidos en el primer puesto.

Pablo Guede no lo consideró en San Lorenzo

Cuéntanos un poco, ¿quién es Rodrigo Holgado y cómo se ha ido desarrollando tu carrera futbolística?

Partí en San Lorenzo a los seis años, jugando en las infantiles y bueno, a los 16 tuve mi primer contrato y estuve hasta los 18. De ahí partí a préstamo a un equipo de segunda (tercera categoría) en Argentina, Almagro. Ahí me fue muy bien, ascendí con ellos a la B Nacional y después volví a San Lorenzo, estuve seis meses y el entrenador no me tuvo en cuenta (era Pablo Guede), por lo que me mandaron a México. Estuve un año jugando en segunda (Albinegros de Orizaba, filial del Veracruz) y me fue bien, metí muchos goles. Después pasé al primer equipo del Veracruz y ahí jugué 8 partidos y anoté 3 goles.

En ese periodo coincidiste con Pablo Guede, ex entrenador del Cuervo…

Sí, estuve seis meses. Se hablaron cosas que no fueron tan así como las dije. La verdad es que el técnico tiene que elegir y no me vio como un jugador para su equipo, eso pasa en todos lados. Pero no tuve mucha charla con él, me dejaron entrenando aparte, pero no tengo nada que decir de él.

¿Y tu adaptación en Chile, al clima, a los amigos, a la ciudad?

Muy bien. El primer día que llegué a Chile, mis compañeros me trataron muy bien. También había varios argentinos, éramos cinco, por lo que eso facilitó un poco las cosas. Estoy muy contento, muy conforme con la ciudad, feliz de estar acá.

¿Deseas jugar en un equipo grande de Chile?

Uno siempre llega con la idea de crecer. Estoy agradecido de Coquimbo, pero si llega la oportunidad, siempre es mejor.

Juégatela, ¿Dónde te gustaría jugar: Colo Colo, la Católica o la U?

Y bueno… (ríe), prefiero no decir nada para no cerrarme las puertas.

¿Y en Argentina?

Yo soy hincha de un equipo de la B, que se llama Almirante Brown. Espero en algún momento, en algún futuro, poder retirarme ahí, es el equipo de mi barrio.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo