El partido entre Santos e Independiente por Libertadores fue suspendido por graves incidentes en las gradas

El Peixe ingresó con un 3 a 0 en contra en el duelo de vuelta por los octavos de final del certamen, sin embargo, la violencia en las tribunas hicieron que el árbitro chileno, Julio Bascuñán, determinara la suspensión del encuentro, a cinco minutos del término.

Por El Gráfico Chile

El estadio de Pacaembú fue una verdadera caldera. Tras la resolución de la Conmebol, de otorgar un triunfo de 3 a 0 por secretaría a Independiente a pocas horas del partido, para el Santos la consigna era clara: entrar con todo para dar vuelta la serie. Sin embargo, la tristeza se hizo presente en Brasil: el Peixe no pudo clasificar debido a que el partido se suspendió a falta de 5 minutos reglamentarios para el final, por serios incidentes en las tribunas.

El árbitro chileno Julio Bascuñán, al minuto 80', detuvo las acciones por los mencionados problemas en las tribunas que incluyeron lanzamiento de bengalas, tal cual como en el Superclásico del pasado sábado. Sin embargo, la violencia no se detuvo y la policía debió intervenir en las gradas. Debido a la gravedad del asunto, el referí determinó suspender el encuentro, lo que deberá ratificar la Conmebol durante las próximas horas, además de oficializar la clasificación a octavos de Independiente y la eliminación del Santos.

Enfoquémonos en la pelotita…

En lo netamente futbolístico, fue un partido sumamente rudo desde un inicio. A los 20 segundos no más de empezado el partido, el Tucu Hernández recibió un fuerte patadón, gentileza del paraguayo Derlis González. El árbitro chileno, Julio Bascuñán, no quiso complicarse desde un inicio y fue bastante permisivo, pues los primeros 10 minutos, tuvieron un solo protagonista: la pierna fuerte.

El resto del primer tiempo tuvo poco fútbol, salvo un par de llegadas eventuales y sin mucho peligro. La jugada más comentada fue el penal que le cometieron a Pablo Hernández y que se perdió Maximiliano Meza, tapado muy bien por el portero paulista, Vanderlei.

En la segunda mitad, la presión de Santos fue en zona alta, pero nunca tuvieron la capacidad de finiquitar ante la resistencia del arquero Campaña. Conforme pasaron los minutos, el nerviosismo se hacía persistente en el Pacaembú, que veía con impotencia la clasificación argentina, con "mucha ayuda" de parte de la Conmebol, hasta que ocurrió la suspensión. Aunque todo indicaría, que el partido será finalizado tal cual como quedó e Independiente sellará su paso a los cuartos de final de la Libertadores.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo