El caos que generó el "fútbol de escritorio" y la compasión de la Conmebol con los clubes argentinos

Los triunfos por secretaría de Independiente y San Lorenzo desataron incidentes que dejan en entredicho la imagen del máximo organismo sudamericano.

Por El Gráfico Chile

El fallo de última hora de la Conmebol, dándole el triunfo por secretaría a Independiente de Avellaneda 3-0 sobre Santos por la alineación indebida de Carlos Sánchez, hizo prever que la revancha entre ambos equipos iba a ser una olla a presión en las tribunas.

A doce minutos del final, el duelo debió ser suspendido por falta de garantías. La decisión de Julio Bascuñán se tomó luego que los barras bravas del Santos lanzaran bombas de estruendo y bengalas a la cancha. Incluso, los violentos disturbios y los desesperados intentos por invadir la cancha obligaron a una dura respuesta por parte de la policía.

"Si hubiese estado en las gradas habría hecho lo mismo, que pase algo como eso (fallo de la Conmebol), una vergüenza de esas. Los hinchas tienen toda la razón, está bien lo que hicieron. Nosotros estábamos tranquilos, los hinchas estaban haciendo lo que tenían que hacer. No tuvimos miedo (por los incidentes)", aseguró la figura del Santos, Rodrygo, quien en un video viralizado en redes sociales llamó a la Conmebol de "hijos de puta".

Lo sucedido en el Pacaembú de Sao Paulo hace recordar, aunque en mucho en menor medida, a los incidentes protagonizados hace unas semanas por los hinchas de Deportes Temuco en el Germán Becker contra los jugadores de San Lorenzo de Almagro.

La alineación indebida de Jonathan Requena en el partido de ida de la segunda ronda de la Copa Sudamericana provocó una denuncia de los argentinos ante la Conmebol, la que terminó otorgándole el triunfo por secretaría a los de Boedo también por 3-0.

El fallo enardeció los ánimos para la revancha, que, si bien fue ganada por los albiverdes por 1-0, no sirvió de nada para esconder la rabia ante la Conmebol y las provocaciones de los jugadores del Ciclón.

En cancha, el portero de San Lorenzo recibió un objeto contundente en su espalda, luego con el pitazo final un nuevo proyectil dio de lleno en la cara del preparador físico del elenco trasandino provocándole un corte en la cara. Y para más remate, la salida de la visita debió ser resguardada por Carabineros ante el ambiente en las tribunas.

No por nada, luego de los incidentes en el Pacaembú, Marcelo Salas escribió "grande Conmebol, sigan actuando así. Están matando el fútbol". Si la Conmebol sigue actuando así…

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo