Un abucheado Hamilton igualó a Schumacher en la propia cara de los tifosis de Ferrari en Monza

El inglés se impuso por quinta vez en el GP de Italia y alcanzó los triunfos del multicampeón alemán. Se distanció en la lucha por el título de Vettel, con quien tuvo un "topón" en el arranque.

Por AP

Para Ferrari, la espera continúa. Para Lewis Hamilton, llegó un nuevo triunfo en Monza.

El inglés conquistó este domingo el Gran Premio de Italia, luego de largar tercero, para estirar su ventaja en el campeonato sobre el alemán Sebastian Vettel, quien sufrió una colisión en la primera vuelta de la carrera, con lo que se acabaron sus posibilidades reales de obtener el triunfo.

Ferrari tenía la esperanza de cortar una sequía de ocho años sin victorias en casa. Había monopolizado la primera fila de la parrilla de salida, algo que no ocurría desde el 2000.

Sin embargo, el finlandés Kimi Raikkonen, quien arrancó en el primer puesto, fue superado por Hamilton a ocho vueltas del final. El piloto británico de Mercedes conservó la punta, para decepción de los “tifosis” en las gradas.

“Este día fue difícil. Aunque estos aspectos negativos nunca son deseables, son los que me han impulsado antes y, por lo tanto, los acepto”, expresó Hamilton en referencia a los abucheos que recibió en el podio.

El inglés igualó el récord de Michael Schumacher de cinco victorias en el GP de Italia y amplió a 30 puntos su ventaja respecto a Vettel. El alemán se había aproximado a 17 unidades, tras imponerse el fin de semana anterior en Bélgica.

El finlandés Valtteri Bottas, compañero de Hamilton, llegó tercero, por delante de Vettel y del Red Bull del holandés Max Verstappen, quien recibió una penalización de cinco segundos.

Desde el comienzo, Hamilton presionó a Vettel, quien resistió y se mantuvo al frente junto con Raikkonen en la primera curva.

El británico insistió por fuera en la segunda chicana. Se ubicó unos centímetros por delante de Vettel y ambos bólidos hicieron contacto.

Como resultado, el Ferrari derrapó y chocó, perdiendo parte de su alerón delantero.

El auto de seguridad ingresó a la pista y Vettel debió entrar a los pits para reemplazar la pieza destruida. Se reincorporó a la competición en el 18º puesto.

Mediante la radio, los dos pilotos se quejaron de una maniobra indebida. Sin embargo, una investigación descartó que debieran imponerse sanciones.

Hamilton esperó hasta el final de la 28ª vuelta para cambiar sus neumáticos, mientras que Raikkonen lo había hecho en la 20ª. Momentáneamente, Bottas tomó el primer lugar.

Hamilton reanudó como tercero, mientras su compañero resistía los embates de Raikkonen y el inglés se acercaba a éste.

Bottas fue a los pits al final de la 36ª vuelta, cuando Raikkonen tenía una ventaja de un segundo sobre Hamilton.

Luego, vino el ataque del británico, por fuera en la primera curva. Ahí sobrepasó al finlandés y no soltó más el puesto de honor.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo