Chile consiguió un empate y sumó experiencia ante Corea del Sur en la complicada gira asiática

La Roja le robó un punto en el amistoso a los mundialistas, donde el máximo referente del plantel nacional, Arturo Vidal, fue la figura.

Por El Gráfico Chile

Si ir a Asia ya es complicado, para la selección chilena fue aún peor. Primero sufrieron con el jet lag, luego soportaron un terremoto en Japón, con una suspensión de partido incluida, y tras ello se vieron las caras con la potente Corea del Sur, rival mundialista, con el que no se sacaron ventajas, empatando 0-0 en Suwon.

Rueda sorprendió con su formación inicial, porque entraron desde la partida Miiko Albornoz, Igor Lichnovsky, Diego Valdés, y Diego Rubio, quienes a priori "pintaban" como suplentes ante el campeón asiático.

El duelo fue parejo en el arranque, con ambos equipos repartiéndose el dominio de la pelota. Los Tigres tenían a la estrella Son encendida, porque el hombre del Tottenham llevaba peligro al arco de Gabriel Arias cargándose por la izquierda. Sin embargo, no tuvieron ningún mano a mano con el meta de Racing.

Miiko Fue un partido duro en Suwon / Getty

Por el lado de Chile las mejores ocasiones estuvieron en los pies de Arturo Vidal. El Rey jugó suelto, ayudando a los volantes y acompañando a los delanteros, fue así como avisó con un tiro cruzado y luego trabó al arquero, casi generando un mano a mano.

Pero la más clara de la Roja, que vistió de blanco en Suwon, fue generada por Ángelo Sagal, quien empezó a enganchar desde el sector derecho para el centro, y con un zurdazo colocado estuvo muy cerca de clavarla en el ángulo.

Poco más pasó en la primera mitad… Se fueron a descansar con el cero pegado en el marcador.

Complemento en blanco

El DT colombiano hizo un cambio de entrada en el complemento, porque sacó a Aránguiz, que viene volviendo tras una lesión, para dar paso a Erick Pulgar, quien se metió rápido en el engranaje del mediocampo junto a Gary Medel.

Vidal seguía jugando libre, siendo Mauricio Isla su principal socio. Como antaño, el Huaso se transformó en arma de ataque por la derecha, siendo por largos pasajes del partido el mejor jugador de la cancha, generando varias ocasiones de gol.

El Rey tuvo dos. Un disparo de media distancia que cayó en el techo del arco y otro disparo desviado, luego de una gran escapada de Isla. Luego de ello el volanye se fue a descansar, pensando en la larga temporada que se le viene con FC Barcelona.

Valdés Valdés la tuvo en el final / Getty

Párrafo aparte para la tremenda ovación que se llevó Arturo Vidal cuando abandonó la cancha. Los asiáticos reconocieron la calidad de crack mundial del chileno, que se fue a descansar para dar paso a Pablo Hernández.

Chile jugaba mejor y buscaba el gol. Ahora el 9 era Ignacio Jeraldino, que entró por Rubio, pero quien estuvo a punto de "mojar" a los 75' fue Valdés, que con una volea dentro del área asustó a los coreanos.

Los locales se adueñaron de la pelota en el tramo final del partido, y cada vez que fue requerido, Gabriel Arias respondió. La Roja casi lo ganó en la última jugada del partido, cuando Valdés ingresó solo, pero lo erró de forma increíble.

Chile se llevó un punto de su complicada gira asiática, donde sufrió incluso un terremoto en su estadía. Los próximos desafíos serán Perú y México en Norteamérica.

Así vivimos el minuto a minuto

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo