Uno a uno de Chile ante Corea del Sur: Isla brilló, Vidal maravilló y Arias sacó chapa de titular

Revisa el rendimiento de la escuadra nacional en el amistoso ante los coreanos en Suwon, en una nueva prueba del seleccionador Reinaldo Rueda.

Por El Gráfico Chile

Revisa el rendimiento de la Selección chilena en el amistoso ante Corea del Sur en Suwon, que terminó sin goles en una nueva prueba del proceso del colombiano Reinaldo Rueda.

Gabriel Arias: Prenda de garantía, el meta de Racing demostró su gran presente y volvió a ratificar que está más que merecida su nominación a la Roja. Tapó varios balones peligrosos, fue valiente en la salida y dio seguridad. El puesto de arquero está bien cubierto con el ex La Calera.

Mauricio Isla: De lo mejor de Chile, tremendo agente ofensivo por derecha, generando muchas llegadas por la banda. Formó un gran tándem con Vidal y fue un problema sin solución para los coreanos, que no pudieron detenerlo. Sus centros fueron la principal fuente de peligro de la Roja.

Igor Lichnovsky: Muy sólido por arriba y por abajo, atento y sobrio para controlar a los rápidos delanteros coreanos, incluso tuvo opciones para cabecear en terreno contrario. Fue una apuesta de Rueda y respondió a la altura.

Guillermo Maripán: Otra vez punto alto. El defensa estuvo muy atinado para controlar a sus rivales, aunque de repente pecó de mucha confianza y se mostró un tanto lento, pero en líneas generales volvió a responder muy firme.

Miiko Albornoz: El lateral fue una de las novedades de la Roja y tuvo un irregular rendimiento. En defensa sufrió mucho con la velocidad de los coreanos y en ataque su contribución no fue la mejor. Fue reemplazado por Díaz en el segundo tiempo.

Gary Medel: Ubicado como volante central, el Pitbull impuso respeto, orden y roce, incluso se ganó la amarilla. Tácticamente fue un auxilio importante para sus compañeros, metiéndose entre los centrales cuando fue necesario.

Charles Aránguiz: El volante del Leverkusen mostró lo suyo, mucho despliegue en la zona media y buena distribución, pero poco a poco fue perdiendo su influencia en el juego. Estuvo sólo los primeros 45 minutos.

Arturo Vidal: En lo suyo, jugador de toda la cancha, cubrió todos los sectores del campo de juego e incluso jugó hasta de centro delantero ante la ausencia de un "9" nominal, perdiéndose un gol increíble en el segundo tiempo. Aún así, marcó grandes diferencias sobre los coreanos, hasta que se cansó y fue reemplazado por Hernández.

Diego Valdés: Estaba en la mira de todos tras la polémica que vivió antes del partido, pero Rueda le ratificó la confianza y jugó todo el partido. Con intermitencias, el del Morelia apareció por momentos y al final se pudo convertir en héroe, pero falló de forma increíble con el arco vacío.

Ángelo Sagal: Ubicado por derecha en principio, se generó una buena opción en el primer tiempo. Sin embargo, se fue apagando y terminó totalmente desaparecido, le falta mucha consistencia y debe ser más trascendente.

Diego Rubio: Se ubicó como delantero por la izquierda y no gravitó para nada. Le costó mucho con la pelota, muy lejos del área se nota que no es su hábitat y lo pagó caro. Fue reemplazado por Jeraldino.

Erick Pulgar (46'): Ingresó por Aránguiz y tomó el control de la zona media con criterio, aunque se complicó con la gran velocidad de los volantes coreanos.

Ignacio Jeraldino (58'): Reemplazó a Diego Rubio y entró muy poco en juego. Eso sí, corrió mucho y fue voluntarioso, pero su ingreso coincidió con la baja de Chile en el complemento.

Paulo Díaz (66'): Entró por Albornoz y se ubicó de lateral zurdo, sufriendo bastante con la velocidad de los coreanos. Se vio un tanto sobrepasado en esa posición, en la que no está acostumbrado.

Pedro Pablo Hernández (73'): Suplió a Vidal y le dio frescura al mediocampo chileno sobre el final.

Martín Rodríguez (87'): Ingresó por Sagal y prácticamente no entró en juego.

Revive el relato del partido de Chile en Corea:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo