El polémico cabezazo de Dedé dejó al arquero de Boca fracturado y alejado de las canchas por al menos dos meses

Esteban Andrada sufrió fractura de mandíbula tras protagonizar un choque de cabeza con el jugador en la ida de los cuartos de final de la Copa Libertadores.

Por El Gráfico Chile

No todos quedaron contentos en Boca Juniors tras el triunfazo 2-0 sobre Cruzeiro por la ida de los cuartos de final de la Copa Libertadores, disputado este jueves en el estadio La Bombonera.

Uno que lo pasó bastante mal fue el portero de los xeneizes, Esteban Andrada, quien sufrió la fractura de su mandíbula tras un choque con Dedé que lo obligó a pasar la noche internado con tratamiento analgésico. Una jugada que no estuvo exenta de polémica por la decisión del árbitro del encuentro, el paraguayo Eber Aquino, de expulsar al jugador de Cruzeiro tras revisar el lance a través del VAR.

La determinación no cayó nada de bien en los brasileños, quienes consideraron injusta la expulsión por no existir intención de Dedé de dañar a Andrara y no dudaron en emitir un duro comunicado público. Sin embargo, el parte médico de Boca, que confirma que el arquero sufrió la "la fractura de maxilar inferior", rotura de dos dientes y labios, lesión que lo podría tener fuera de las canchas por dos meses, puede llegar a justificar la decisión del juez del compromiso por las consecuencias que trajo el involuntario choque.

De esta forma, el ex arquero de Lanús primero se perderá el Superclásico frente a River, a disputarse este domingo en La Bombonera (17:45 horas), luego el cruce ante Gimnasia por Copa Argentina (27 de septiembre), el choque con Colón por la Superliga y la revancha frente a Cruzeiro en Belo Horizonte.

Se estima que Andrada tampoco pueda atajar contra el Racing de los chilenos, duelo a jugarse el 7 de octubre, y menos llegaría a una hipotética semifinal de Copa Libertadores, agendada para la semana del 23, 24 y 25 de octubre.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo