Colo Colo entró dormido y Palmeiras apagó su sueño copero con dos estocadas en el Monumental

Los albos pagaron cara su falta de ritmo en el arranque y empezaron perdiendo a los tres minutos. Cuando mejor jugaba el Cacique, llegó el segundo de los brasileños.

Por Pedro Marín

La espera fue larga y la ilusión, corta. La fecha Fifa y las Fiestas Patrias tuvieron a Colo Colo 18 días sin jugar un partido oficial y eso le pasó la cuenta en el arranque del duelo de ida de los cuartos de final de la Copa Libertadores ante el Palmeiras en el Monumental, que fue de terror y terminó condicionando el 2-0 a favor de los brasileños.

Durante el receso que tuvo el Cacique, el Verdao disputó cuatro encuentros, ritmo que se notó desde el pitazo inicial del uruguayo Andrés Cunha. El equipo paulista se adueñó de inmediato de la pelota y se demoró apenas tres minutos en abrir el marcador.

Esteban Paredes perdió un balón saliendo, la defensa alba quedó descolocada y todo acabó en los pies del capitán Bruno Henrique, quien fusiló a Agustín Orión dentro del área. Baldazo de agua fría en Macul.

El cuadro de Héctor Tapia, golpeado, veía cómo el elenco de Luiz Felipe Scolari manejaba las acciones sin problemas. Incluso, Dudu tuvo el segundo promediando la primera mitad, pero su remate encontró las manos del arquero argentino.

Recién ahí despertó el Popular, de la mano de un Jorge Valdivia inspirado. El Mago se sacó a dos de encima con una maniobra exquisita, cedió para Carlos Carmona y éste la lanzó para el movedizo Óscar Opazo, quien pivoteó para el Tanque, cuyo disparo con destino de red se fue al córner tras un rebote.

La más clara para el local llegó acabando el primer tiempo, cuando, luego de un manotazo del meta Weverton, Julio Barroso elevó de manera increíble. Después de un comienzo horrible, los albos al menos se fueron al descanso con sensaciones positivas.

Contragolpe letal

Esas sensaciones positivas continuaron en la segunda parte, con un Valdivia que siguió en un nivel superlativo. Carmona estuvo a punto de empatar en el arranque, con un remate que se fue muy cerca del palo.

Un instante después, un disparo del Mago dio en el brazo de un defensa dentro del área. El VAR hizo su aparición por primera vez en un estadio chileno, pero, tras revisar la jugada, Cunha decidió que no era penal.

En la mitad del complemento, Colo Colo tuvo otra opción clarísima. Luego de un tiro libre, Lucas Barrios anticipó con un cabezazo y la pelota se fue rozando el poste.

A 15 minutos del final, Tapia mandó a la cancha a Jaime Valdés por Claudio Baeza. Urgía por lo menos la igualdad para viajar con chances a Brasil.

Sin embargo, el ingreso del Pajarito coincidió con el golpe letal. El Cacique, jugado al ataque, se vio sorprendido por una contra que Orión pudo rechazar al vertical, pero el balón le quedó servido a Dudu, quien fusiló para el 2-0, a los 78’.

Ya en los descuentos, Colo Colo se quedó con uno menos, por expulsión de Damián Pérez, en una jugada donde ayudó el VAR.

El mazazo fue muy fuerte y, más allá del orgullo, los albos no tuvieron armas para encontrar el descuento. Así, la tarea asoma cuesta arriba de cara a la revancha, a disputarse el 3 de octubre en el Allianz Parque de Sao Paulo.

El minuto a minuto

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo