"#VerguenzaConmebol": El VAR desató la polémica en el Boca-Cruzeiro y en Brasil ya hablan de "atentado contra el fútbol"

La expulsión de Dedé, quien tuvo un duro choque con el arquero xeneize Esteban Andrada, no dejó indiferente a nadie. Los argentinos reconocieron el fallo del árbitro, mientras que los brasileños no escondieron su rabia

Por El Gráfico Chile

El videoarbitraje, más conocido como VAR, es una nueva herramienta del fútbol que gusta tanto como disgusta. Por eso, apenas se supo que en los cuartos de final de la Copa Libertadores se comenzaría a utilizar la asistencia por video para los árbitros, la posibilidad de una polémica se instaló y la primera vino tras el encuentro de Boca Juniors ante Cruzeiro, disputado este miércoles en la Bombonera en duelo válido al partido de ida.

Cuando se disputaba un poco menos de la media hora del segundo tiempo, Dedé saltó a cabecear un centro desde el córner e impactó de lleno con la cara del arquero de los xeneizes, Esteban Andrada, quien salió con éxito a cortar el centro con los puños. Pese a que el golpe se entendió como involuntario, como un choque natural de una jugada de fútbol, la rudeza de la acción y la sangre que comenzó a salir de la boca del guardameta, quien terminó con fractura de mandíbula, preocupó al árbitro central del partido, el paraguayo Eber Aquino.

Por lo mismo, entendiendo que tenía la ayuda del VAR, no dudó en revisar la jugada y tomó una decisión que causó polémica: expulsar al jugador de Cruzeiro. La situación molestó y mucho en el cuadro de Belo Horizonte, quienes emitieron un "comunicado de repudio" por lo vivido en Buenos Aires.

"Los dirigentes de Cruzeiro repudian de forma vehemente la absurda expulsión del defensor Dedé. El club considera que el árbitro paraguayo Eber Aquino, en un acto deliberado, tuvo una de la más grande, perjudicial y equivocada decision tomada en la historia del fútbol. Pese a que el árbitro tuvo la oportunidad de consultar al VAR sobre la jugada, tomó una decisión flagrantemente contraria a lo registrado por las imágenes", comienzan en su misiva.

"Es imprescindible que la Conmebol abra una investigación formal contra el flagrante e imponderable atentado contra el fútbol brasileño. La vergüenza fue tal que el término #VerguenzaConmebol rápidamente se convirtió en uno de los 10 asuntos más comentados en la red social Twitter, con diversos mensajes de protesta de hinchas de distintos clubes de Brasil y América del Sur", agregan.

Finalmente, incluso, hacen hincapié que los propios medios argentinos, tales como Clarín, La Nación y Olé, reconocieron el fallo del árbitro y aseguran que "estamos estudiando las mejores opciones para hacerle ver a la Conmebol el gran perjuicio técnico que significó la expulsión de Dedé (…) Esperamos que la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) asuma inmediatamente la responsabilidad en la defensa de los clubes brasileños, quienes hace tanto tiempo son perjudicados de forma maliciosa por el arbitraje internacional. Esto tiene que acabar".

Dedé pidió ayuda para el dañado arquero / imagen: AP Dedé pidió ayuda para el dañado arquero / imagen: AP

En tanto, el involucrado en la situación, Dedé, quien no era expulsado desde el 2010, se mostró sorprendido por la decisión tomada por el árbitro y aseguró que "estoy muy decepcionado. Es una entrada fuerte, pero parte del juego. Los que me conocen, los que ven mi fútbol, saben que no soy maldadoso, no había hecho ninguna falta en el partido. Fue una jugada con muchos jugadores involucrados, no miré, no sabía que le había pegado al arquero. Al momento en que caí, vi que estaba con los ojos desorbitados, intenté ayudarlo, me preocupé por él.".

"¿Cómo voy a intentar hacer daño con la cabeza? Eso no existe en el fútbol, menos ahora que se habla mucho de los peligros de estas jugadas. Le pido disculpas al arquero, supe de la lesión que tuvo. Intenté hablar con él, pero estaba aturdido. Pido solidaridad por el hecho de no ser un jugador maldadoso, no quise hacer ninguna maldad. Si hubiese ido con maldad, los jugadores de Boca me irían a encarar, pero ellos me agradecieron por haber pedido ayuda y cuando me expulsaron, me preguntaron qué había pasado", agregó.

Además, para finalizar, expresó que espera que sea absuelto por la Conmebol y así pueda jugar el partido de vuelta entre Cruzeiro y Boca Juniors, donde deberán revertir un 2 a 0 en contra: "Sabemos que Cruzeiro tiene profesionales capacitados para revertir la situación. Espero que la Conmebol analice la jugada y vea que no fui con maldad. El árbitro, teniendo tantos recursos, me expulsó y dejó a nuestro equipo comprometido en un campeonato difícil como la Libertadores".

La prensa brasileña, por su parte, no se quedó ajena y Globoesporte, por ejemplo, calificó la expulsión como "¡¡¡VARgonha!!! (haciendo un juego de palabras entre el VAR y vergonha, vergüenza en portugués), mientras que Superesportes habla de "expulsión injusta" y hace hincapié en el viaje que hará el presidente de Cruzeiro, Wagner Pires de Sá, hasta Paraguay para alegar por la roja a Dedé.

Los argentinos tampoco se quedaron atrás y Olé asegura que la Roja al jugador de los de Belo Horizonte fue "insólita", mientras que Clarín asegura que "el erróneo uso del VAR le costó una expulsión a Cruzeiro ante Boca".

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo