Las distintas realidades en el nutrido grupo de jugadores que terminan contrato a fin de año en la UC

El DT Beñat San José reconoció que ya están analizando la conformación del plantel 2019, específicamente viendo los casos de aquellos que culminan sus vínculos.

Por Pablo Serey Correa

Siguiendo la política institucional que Cruzados tiene en materia de conformación de plantel, el cuerpo técnico de Beñat San José y la gerencia deportiva de José María Buljubasich ya trazan las primeras líneas de lo que será la versión 2019 del primer equipo de Universidad Católica. En ese sentido, el asunto de las posibles renovaciones de contrato de aquellos que terminan sus vínculos en diciembre próximo ya está sobre la mesa.

Son ocho jugadores quienes al término del Campeonato Nacional 2018 (en el que la UC marcha líder a ocho fechas del final) finalizarán sus respectivos vínculos con el club. El nutrido grupo se divide en dos subgrupos: aquellos cuyos contratos acabarán y podrán negociar en condición de agentes libres para la próxima temporada y los que verán concluidas sus cesiones desde otros equipos.

En el primer caso nombrado en el párrafo anterior están el capitán Cristián Álvarez, el defensa Germán Lanaro, el lateral izquierdo Germán Voboril y el delantero David Llanos. En el segundo caso están el arquero Matías Dituro, el puntero Marcos Bolados y el atacante Andrés Vilches.

El caso a caso

Matías Dituro: La mitad del pase del arquero que ha jugado todos los minutos de la era Beñat San José en la UC pertenece al Bolívar (el otro 50% es del propio jugador), club que tasó la totalidad de su carta en 1,5 millones de dólares en enero pasado, cuando se negociaba su llegada a San Carlos de Apoquindo. Aunque ha sido sondeado por clubes de Argentina y México, su deseo es seguir en la Franja. Por otro lado, el posible regreso de Cristopher Toselli (a préstamo en Everton) puede dificultar su permanencia en Las Condes.

Cristián Álvarez: A diferencia de años anteriores, en los que tenía claridad sobre su futuro a mediano plazo, durante 2018 el veterano zaguero no se ha sentado a definir lo que se le vendrá en los próximos meses. Cabe recordar que en mayo del año pasado el Huaso había anunciado que se iba a retirar al término del Transición 2017, sin embargo después se arrepintió y renovó por una temporada más. En Cruzados tampoco tienen claridad si el capitán optará por colgar los botines o bien seguir en el fútbol profesional.

Branco Ampuero: Llegó como una apuesta a mediados del año pasado a través de un préstamo con opción de compra desde Deportes Antofagasta y se ha afianzado en el once titular, sobre todo desde que Beñat San José -quien lo dirigió en los Pumas- llegó al club. A pesar de que las lesiones musculares han mermado su continuidad en 2018, en Cruzados están satisfechos con su desempeño y valoran su condición de jugador exportable en el mediano plazo. Por ello, la UC pujará por quedarse con su carta.

Germán Lanaro: A pesar de que su contrato terminaba en junio de 2017, en enero del año pasado firmó su extensión de contrato hasta diciembre de 2018, en medio de una movida teleserie que incluyó a Pablo Guede, entonces DT de Colo Colo, como protagonista. Se ha alzado como el defensa con más rodaje en la era Beñat San José y el no ocupar plaza de extranjero le otorgan buenos bonos, aunque en contra le pueden jugar sus 32 años, ya que Cruzados pretende darle prioridad a jugadores con futuro exportable.

Germán Voboril: El lateral argentino que llegó a mediados de 2017 para reemplazar a Alfonso Parot (partió a Rosario Central) ha tenido un paso por Universidad Católica muy interrumpido por diversas lesiones, fundamentalmente de índole muscular. Aquel elemento le quita bonos para una posible renovación, como también le resta el hecho de ocupar plaza de extranjero, las que hoy están cubiertas en la UC.

Marcos Bolados: Sus posibilidades de continuar en San Carlos de Apoquindo son escasas, fundamentalmente por la baja actividad que ha tenido a pesar de estar en buenas condiciones físicas en gran parte del torneo (a excepción de las fechas 7 y 8 en las que no pudo ser considerado al estar recuperándose de una operación en la muela del juicio). En la UC no ha podido tener la continuidad que tampoco encontró en Colo Colo, club con el que tiene contrato hasta junio de 2020.

Andrés Vilches: Va en la misma línea de Bolados, pero en su caso, además de no ser considerado en varias fechas por decisión técnica, en algunas jornadas se vio postergado por lesiones. En la segunda ronda del Campeonato Nacional, en la que Beñat ha hecho menos variantes tanto en su once como en su banca, ni siquiera registra citaciones. Quien tiene contrato hasta fines de 2019 con Colo Colo casi con seguiridad vive sus últimos meses en la precordillera.

David Llanos: Después de un año y medio con escasa continuidad en la última parte de la era Mario Salas (fundamentalmente por lesiones), el ex Huachipato vivió un renacer de su protagonismo en la UC en el primer semestre del ciclo Beñat San José, sin embargo en la segunda mitad de 2018 ha vuelto a verse postergado por lesiones, lo que le quita puntos. Sin embargo a su favor tiene que es un jugador predilecto para el DT, quien a mediados de 2017 intentó llevárselo a Bolívar. En la UC registra 99 partidos jugados y 36 goles anotados.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo