Patricio Graff, el líder de los sueños de Coquimbo: "No tenemos ni ansiedad ni presión"

El entrenador de los Piratas conversó con El Gráfico Chile sobre el buen rendimiento de su equipo, que pelea por volver a la Primera División.

Por Jorge Bueno Carrasco

Es su primer equipo como entrenador y, por lo mismo, siempre agradece a Coquimbo Unido el haber depositado la confianza en un debutante. Es Patricio Graff, argentino y oriundo de Rosario.

Con 42 años, y luego de ser ayudante de Pablo Vitamina Sánchez en Universidad de Concepción y O'Higgins, ahora es el arquitecto de la notable campaña del elenco pirata, que está zarpando el mar de la Primera B cada vez con vista más cercana al puerto de la Primera A y cuyo máximo tesoro es, tras once años de ausencia, volver a la serie de honor del fútbol chilena. Y pensar que solo en mayo de 2016, estuvieron a punto de descender a la Segunda División Profesional.

El Gráfico Chile conversó con el adiestrador, quien se mantiene todavía muy cauto respecto a la cercanía de la esperada meta.

¿Cómo se dio este renacer de Coquimbo, a poco más de dos años de casi bajar de categoría y tener una notable campaña?

Llegamos en el Transición (mayo de 2017), en el cual debíamos conocer cómo era el club, su idiosincrasia, los jugadores, lo que había, lo que podía llegar, las inferiores. Así y todo, hicimos un torneo donde salimos cuartos con 22 puntos. No fue lo mejor, pero igual terminamos en la parte alta de la tabla. No es malo para nosotros, no se nos obligaba salir campeones porque era complicado, fue un torneo de conocimientos, de análisis. En el actual que estamos jugando, sí se apuntó a un objetivo, pero no era tan claro como para salir a buscarlo desesperadamente. Tenemos jugadores inteligentes, buenas persona,s y todo eso se ha dado para que nosotros podamos transmitir las ideas, trabajar con tranquilidad y exigir.

Los resultados se van dando solos…

Cuando las cosas van relativamente bien, todo es favorable. Es cierto que al principio del torneo no arrancamos de la mejor manera y nos fuimos acomodando con la finalización del primer semestre. Al inicio de este, estamos bien, contentos, pero no hemos logrado absolutamente nada, aunque sí, una idea y se vio desde el primer partido, por Copa Chile. La gente está contenta con esto, con la forma de jugar y exigir a todos, también a nosotros mismos, y esperamos conseguir el objetivo que no está fácil para nada.

Actualmente están a siete puntos del segundo, que es Cobresal. ¿Cómo manejan esa presión de seguir en la punta del torneo?

No tenemos ni ansiedad ni presión. Creo que la podemos sufrir todos por igual y no hay quien la sufra más o menos. Para nosotros nuestra obligación es tratar de mantener esa diferencia de puntos, para respirar con más tranquilidad. Pero, vamos trabajando con humildad y sabiendo que tenemos seis finales por delante y de las cuales, tenemos que enfrentar una por una. Estamos en una situación de privilegio y la venimos disfrutando, pero lo disfrutaremos más al final del torneo, cuando consigamos el objetivo.

A falta de seis fechas, se vienen rivales difíciles y otros, en el papel, abordables. ¿Cuál sería el más complejo o son todos peligrosos?

Son todos igual de peligrosos. Todo está muy igualado, muy equiparado (en la tabla), que cualquiera le gana a cualquiera, el último al primero. Nosotros perdimos con Wanderers cuando ellos estaban últimos y nosotros primeros, nos ganaron con mucha autoridad.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo