La tensión en la UC está fuera de la cancha: "No nos queda más que seguir protestando"

La relación hinchas-dirigencia atraviesa días difíciles en el líder del fútbol chileno. "He dado la cara siempre", afirmó Juan Tagle, presidente de Cruzados, ante los emplazamientos que ha recibido.

Por Pablo Serey Correa

Pese a que el triunfo 2-1 sobre San Luis consolidó a Universidad Católica en la cima de la tabla de posiciones y reafirmó las convicciones del equipo de Beñat San José, en el universo cruzado no todo es tranquilidad. Con miras al clásico con Colo Colo en San Carlos de Apoquindo, el clima entre hinchas y dirigencia atraviesa días de alta tensión a raíz del precio de las entradas fijados por Cruzados.

Las manifestaciones por el valor de los boletos para ver a la UC en Las Condes ya llevan casi dos meses. Desde distintos sectores de la fanaticada han expresado su descontento, acusando que Católica tiene los tickets más caros del fútbol chileno y el último golpe en ese sentido fueron los precios fijados para el duelo ante el Cacique, en el que las galerías van de los $6.000 a los $15.000.

“Nos parece muy poco cristiano de parte de Cruzados. Aunque hace un tiempo elevan los precios para los clásicos y siempre es indignante, esta vez es escandaloso por dos grandes motivos”, parte comentando Álvaro Bley, vocero del Movimiento Alta La Frente -una de las seis organizaciones que enviaron una carta formal a Cruzados por el precio de las entradas, el pasado 3 de agosto-, sobre el costo de los tickets para el clásico con Colo Colo.

“Primero, porque continúan discriminando a nuestra hinchada mediante el precio. Es el modo más cruel de entender el fútbol. ‘Si puedes ven, si no puedes ni lo pienses, nuestro equipo no te necesita’, es lo que dicen”, sostiene Bley, agregando que “por otro lado, se hacen los desentendidos y no escuchan a un importante sector de la hinchada que se viene manifestando hace varios partidos contra el alza de las entradas. Una demanda desoída y contestada a través de una carta que contenía una respuesta comercial poco auténtica y éticamente triste”.

Tagle: “He dado la cara siempre”

Aquella respuesta mencionada por Bley se refiere a la publicación que hizo Cruzados en su sitio oficial el pasado 21 de agosto, titulada “Análisis comparativo de precios de entradas”, en la que establecía que el Índice de Precios al Consumidor  (IPC), era uno de los factores más relevantes para determinar los precios.

Y el propio Juan Tagle, presidente de Cruzados, puso sobre la mesa dicha publicación cuando se le preguntó por las protestas de los hinchas durante el partido con San Luis. “Ya dimos una explicación bastante detallada, la explicación está. No es momento para hablar de las entradas”, declaró de manera cortante.

Consultado en específico por el contenido de los lienzos que aparecieron en la precordillera (“San Carlos: El estadio más caro de Chile” y “Tagle: da la cara”), el presidente de Cruzados expresó: “no vi los lienzos, he dado la cara siempre, siempre he expresado mi opinión. Y sobre el precio de las entradas para el partido con Colo Colo dijo: “el precio siempre ha subido para los partidos de alta convocatoria, que son dos al año. El aumento ha sido el mismo”.

Más protestas

Desde la Corporación Católica para su Gente, su vocero Jorge Álvarez opina que los precios para el partido con Colo Colo “son una demostración de una política económica y comercial que ya está fijada de la sociedad anónima: ser simplemente el club con las entradas más caras de Chile. Ésa es la única manera con la que enfrentan la alta demanda de entradas, segmentando y segregando a los hinchas”.

Después del triunfo sobre San Luis, Católica para su Gente, a través de Twitter, manifestó que “las rejas seguirán diciendo las verdades que a los empresarios del fútbol no les gusta ver. Hoy (sábado) pese a la represión impuesta por la concesionaria el mensaje fue claro y las acciones se van a incrementar hasta conseguir que Cruzados SADP respete a los hinchas”.

Por lo mismo, Álvarez remarca sus críticas por el precio de las entradas y deja en claro que las protestas seguirán. “Como el estadio es chico y se permite poco aforo, ellos no tienen ningún problema en subir las entradas y hacen oídos sordos a las peticiones que han hecho hinchas por todos lados a nivel masivo. Es una pésima jugada, Juan Pablo Pareja (gerente general de Cruzados) está jugando sus últimas cartas en esto y a nosotros como hinchas no nos queda más que seguir protestando y juntar toda la fuerza entre la barra, las organizaciones, la corporación y en definitiva, toda la masa de hinchas de Católica, que ya están aburridos de tanto robo”, asevera.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo