En Cataluña critican duramente a Valverde y piden "continuidad" para Vidal y los refuerzos del Barça

Los medios de Barcelona le dan con todo al entrenador tras la caída ante Leganés y piden modificar su política de rotaciones en el plantel.

Por El Gráfico Chile

Barcelona perdió por primera vez en esta temporada 2018-2019 frente al Leganés por 2-1, por la sexta fecha de La Liga española, en un duelo en el que no estuvo Arturo Vidal, que se quedó en la banca.

Por eso, los medios catalanes se lanzaron contra el entrenador Ernesto Valverde y lo criticaron por su planteamiento, su política de rotaciones en el equipo y pidieron más minutos para jugadores como Vidal.

El diario Sport criticó que "no es lo mismo completar el tándem Rakitic-Busquets con Coutinho, Denis Suárez, Arthur Melo o Arturo Vidal, futbolistas con características muy diferentes que pueden dar más control y toque en unos casos, desequilibrio en el uno contra uno en otros o más verticalidad y llegada al área en el caso del chileno".

"Es sabido que Ernesto es conservador a la hora de aplicar las rotaciones y gestionar los cambios, transmitiendo la sensación de que su confianza en 'el fondo de armario' es limitada… Es cierto que, cuando ha dado minutos a los suplentes relevos, la aportación de la mayoría de ellos no ha mejorado la de los reemplazados. Pero si los Arthur, Malcom, Lenglet, Denis, Vidal… no tienen continuidad, difícilmente podrán ofrecer su mejor versión… Sería de ciegos no percibir la falta de intensidad del equipo", añaden.

"La presión alta tras la pérdida de balón es una de las armas favoritas del equipo cuando está en su punto de forma óptimo, junto a la rápida circulación del balón o la generación de espacios con la movilidad de sus futbolistas", sentenció en cuando al juego que puede ofrecer Vidal.

En tanto, Mundo Deportivo reclama que "El 4-3-3 de Valverde, que da al Barça más alternativas en ataque, tiene la contrapartida de una defensa más inconsistente. Ya le ocurrió al equipo en la etapa de Luis Enrique en cuanto hubo demasiadas pérdidas de balón. Para que el 4-3-3 sea eficaz en defensa tiene que ser compacto, con las líneas juntas, con mucha intensidad para obligar al rival a desgastarse persiguiendo el balón y con las pérdidas de pelota reducidas a la mínima expresión. Debe ejecutarse con mucha precisión, en definitiva. Y no está ocurriendo así. Las pérdidas de balón sorprenden al equipo muy desguarnecido atrás. Con el 4-4-2 el equipo era más difícil de desarticular, aunque también ocurrió: en Roma, por ejemplo".

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo