Eduardo Gamboa estuvo perfecto en su primer clásico tras el escándalo de Vallenar

El árbitro tuvo más decisiones buenas que malas, aunque sin contratiempos importantes. En el penal de la UC, estuvo correcto y certero.

Por El Gráfico Chile

Había algo de morbo en el ambiente, por la designación de Eduardo Gamboa como árbitro del partido entre Universidad Católica y Colo Colo, que se disputó en el estadio San Carlos de Apoquindo. El referí venía de una larga suspensión tras su polémica presentación en la final de la Segunda División del año pasado, entre Vallenar y Melipilla, donde cometió un error garrafal que provocó la repetición del duelo.

Conforme pasaron los meses y la respectiva sanción, este encuentro era la prueba de fuego que marcaba el retorno del colegiado. Y el resultado no pudo ser mejor. Gamboa no fue determinante en el desarrollo del pleito y no pasó grandes zozobras, ni antes, ni durante y ni después del triunfo cruzado ante el Cacique.

En cuanto al análisis, el primer tiempo estuvo decidido en algunos cobros que quizás, requerían una sanción mayor: al minuto 23, un pisotón de Sáez a Zaldivia, que no tuvo sanción. A los 32', un empujón desestimado contra Oscar Ópazo y a los 41' la amarilla a Insaurralde hacia José Pedro Fuenzalida, que fue muy elocuente.

En la segunda fracción, estuvo correcto en el penal que cometió Zaldivia y que terminó en el gol de Luciano Aued a los 54 minutos. A los 65' la segunda amarilla del Chaco Insaurralde estuvo ajustada, al igual que la expulsión de Carmona, a los 84'.

Fin del partido y prueba superada para el juez, que ni siquiera fue criticado por los entrenadores y futbolistas en las declaraciones post clásico. Eduardo Gamboa está de vuelta.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo