La Roja no quiso saber de "venganzas" y otra vez venció a México de la mano de Nicolás Castillo

El delantero del Benfica entró sobre el final y marcó a los 89 minutos el único tanto del encuentro. Chile mejoró bastante respecto a lo mostrado contra Perú.

Por El Gráfico Chile

Tras el papelón del viernes pasado contra Perú, Chile tenía una difícil parada en Querétaro ante México. La Roja mejoró bastante respecto a lo mostrado en Miami y así fue como se llevó un 1-0 del estadio Corregidora.

El comienzo fue complicado para el equipo de Reinaldo Rueda, ya que los aztecas salieron con todo para lavar las heridas del 7-0 que sufrieron en la Copa América Centenario del 2016, en Estados Unidos. A los nueve minutos, Jesús Tecatito Corona dejó en el camino al debutante Alfonso Parot, pero su remate pegó en el lado exterior de la red.

La selección nacional respondió a los 14’ por la banda derecha de su ataque mediante Mauricio Isla, uno de los buenos valores. El Huaso se juntó con Arturo Vidal y el Rey lo habilitó con precisión, pero el lateral llegó forzado y no pudo conectar de forma correcta.

Los locales volvieron a avisar a los 19’ a través de Marco Fabián, quien dejó atrás a Guillermo Maripán y obligó a una brillante intervención de Brayan Cortés para desviar con la punta de los dedos.

Desde entonces, el partido entró en un bache, pero salió de éste a los 38’. Alexis Sánchez se conectó con su amigo Junior Fernandes, quien sacó un zurdazo cruzado, pero esta vez fue el arquero anfitrión Hugo González quien reaccionó de manera notable.

Fue un primer tiempo de opciones repartidas, pero no concretadas. Mucho mejor que lo ofrecido hace unos días frente a los incaicos…

El Nico tenía la llave del gol

Tras el descanso, Eugenio Mena ingresó por el amonestado Parot. México volvió a ser más en el arranque de la segunda mitad y pudo abrir el marcador a los 49 minutos, cuando un envío desde la izquierda fue cabeceado por Raúl Jiménez mientras Cortés salía a cualquier lado, pero la pelota se fue por poco por encima del travesaño.

Pasados los 60’, el partido, como buen amistoso, empezó a desvirtuarse con los cambios. Ricardo Tuca Ferretti hizo tres al mismo tiempo, a la vez que Rueda hacía entrar a Erick Pulgar por Diego Valdés.

Justo entonces, gracias al buen actuar de los jugadores ingresados, se vieron los mejores pasajes de Chile. Un centro del Chueco encontró la cabeza de Ángelo Sagal, pero el arquero azteca estuvo notable para ir abajo y despejar, y luego Alexis, con un tiro libre, también estuvo cerca.

El DT de la Roja siguió con las modificaciones y mandó a la cancha a Paulo Díaz por Fernandes. A los 73’, el hombre que se desempeña en el fútbol árabe salvó in extremis el arco nacional con un cruce, mientras que a los 76’ pudo convertirse en héroe, pero su gol fue anulado por posición de adelanto de Maripán, quien interfirió en la maniobra.

La selección chilena estaba rondando la apertura de la cuenta y por ello el entrenador colombiano hizo ingresar a Nicolás Castillo. Quería el triunfo para recuperarse. Y el Nico, que conoce bien los pastos mexicanos, terminó siendo la llave. A los 89’, el valor del Benfica rompió la mufa de los delanteros criollos y en doble instancia anotó el único tanto del encuentro.

La Selección resucita después de lo mostrado ante Perú y vuelve a las victorias. Y al bendito gol.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo