Suplentes, postergados y en baja forma: El peor momento de Vidal y Alexis en el fútbol europeo

Los dos astros del fútbol chileno viven un calvario en Barcelona y Manchester United, respectivamente. Juegan poco y nada, están cuestionados y su futuro es incierto.

Por El Gráfico Chile

No hay duda que valga. Arturo Vidal y Alexis Sánchez viven el peor momento de sus carreras en Europa, fútbol al que llegaron en 2007 y 2008, respectivamente. Siempre titulares y figuras estelares de sus equipos, hoy ambos están atravesando la otra cara de la moneda, totalmente postergados como suplentes y parece que van rumbo a su caída natural de sus tremendas trayectorias profesionales.

Vidal es suplente y ni siquiera ha jugado los últimos dos partidos en el Barcelona, club al que llegó a principios de temporada desde Bayern Munich, donde era figura consular. Mientras que Sánchez también hace banca en el Manchester United, producto de su bajo nivel y su errático rendimiento desde que arribó al club en enero pasado.

En el caso del Rey, Vidal ha jugado nueve partidos de los 12 del Barça en esta campaña (titular en apenas dos y sin goles a su haber), pero en los dos últimos fue solo a la banca y no ingresó. Un claro reflejo de que no es un jugador importante para Ernesto Valverde, entrenador de los culé.

Su reacción no ha sido la mejor, sus mensajes en redes sociales de reprobación por su situación no contribuyen y por eso en los duelos ante Valencia y Sevilla sólo se quedó en el banquillo. Vidal parece cada día más lejos de sus días de gloria en Europa, cuando brilló en Bayer Leverkusen, Juventus y Bayern Munich, donde siempre fue titular indiscutido y pieza fundamental de sus escuadras.

Alexis tampoco lo pasa bien. Desde que llegó al United en enero, su nivel ha ido en caída libre, su mediático arribo desde Arsenal como el jugador mejor pagado de la Premier League lo tiene bajo una presión absoluta en Inglaterra y los medios no le perdonan ni una con críticas despiadadas muy al estilo británico. Tampoco contribuye a su momento el bajo nivel de los Diablos Rojos, que no han podido consolidarse con José Mourinho en la banca.

Sus números en esta campaña son nefastos. De 12 partidos oficiales del United en esta temporada, jugó en nueve y sólo en uno actuó durante los 90 minutos. En apenas cinco fue titular, marcó un solo gol (del triunfo ante Newcastle United) y la verdad sea cierta, nunca ha sido relevante para su equipo. Muy lejos de lo que mostró en Udinese, Barcelona y Arsenal, donde si fue importante, especialmente en los de Friulli y en el norte de Londres.

¿Será el comienzo del fin de nuestros dos grandes escuderos?

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo