Con Zamorano de embajador, la joya de Alexis y Bravo figura: Los clásicos de España que tuvieron a los chilenos de protagonistas

Tres nacionales, dos por Barcelona y uno en Real Madrid, han tenido el orgullo de jugar el gran partido de España y han sabido brillar. Ahora se podría sumar Arturo Vidal con los culé.

Por El Gráfico Chile

Arturo Vidal aún no encuentra su lugar como titular en Barcelona y por eso, para el clásico ante Real Madrid, a disputarse este domingo a las 12:15 horas, el chileno iría a la banca sin poder quitarle un puesto en el once a un mediocampo conformado por Ivan Rakitic, Arthur y Sergio Busquets. Sin embargo, para el técnico Ernesto Valverde, el Rey es una opción y podría sumar minutos en el encuentro ante los merengues.

En caso de entrar, el mediocampista tendrá que estar a la altura de los otros tres chilenos que tuvieron el honor de jugar el gran partido de España: Iván Zamorano (Real Madrid), Alexis Sánchez (Barcelona), y Claudio Bravo (Barcelona). Tres embajadores que supieron brillar y donde Bam Bam fue el gran exponente con un triplete en el 5 a 0 que le propinaron los capitalinos a los catalanes en 1995, pero que también tuvo al tocopillano maravillando con un golazo y al arquero luciéndose con sus tapadas.

Los clásicos de Iván Zamorano

Claramente, el partido más recordado del atacante ante Barcelona es el del triplete. El 7 de enero de 1995, gracias a sus tres goles, fue la gran figura del 5 a 0 que le propinaron a los catalanes para devolverles la gentileza "manita" que habían recibido la temporada anterior.

"El primero de ellos fue un remate a bocajarro, con la zurda, imposible para Busquets. En el segundo gol recibió un pase de Amavisca y batió por bajo al guardameta. En el último tanto el mérito fue de Laudrup, que robó el balón a Bakero y asistió para que el chileno anotase el tercero a placer. El Real Madrid se proclamó campeón de Liga en dicha campaña. Zamorano, con 28 goles, fue el pichichi del campeonato", describió el sitio web de Real Madrid sobre la tarde goleadora de Bam Bam.

En total, el delantero disputó 8 clásicos distribuidos entre 1992 y 1996 y se llevó un registro negativo con cinco derrotas, un empate, y dos victorias. Además de ese triplete, marcó otro tanto ante Barcelona.

La maravilla de Alexis

Después de mucho tiempo sin un chileno con la opción de jugar el clásico español, en la temporada 2011/12, y por la vereda contraria, fue el turno de Alexis Sánchez. Tal como Zamorano, Maravilla, pese a no jugar gran cantidad de minutos, supo dejar su nombre en el partido más importante de España. El chileno, vistiendo la camiseta de Barcelona, comenzó con gran pie sus encuentros ante Real Madrid y marcó en sus primeros dos enfrentamientos.

En su primera temporada como catalán, el chileno fue titular, estuvo en cancha hasta el minuto 84, y marco en el 3 a 1 que le propinaron a Real Madrid en el Santiago Bernabéu. En la segunda rueda, en tanto, el tocopillano ingresó desde el banco para jugar los últimos 20 minutos y ese tiempo le bastó para marcar el tanto que le daba el empate parcial a a un tanto a los culé, pero que no sirvió tras el gol de Cristiano Ronaldo que sentenció el 2 a 1 merengue en el Camp Nou.

Tras esos dos tantos y perder protagonismo en la siguiente temporada, el chileno tuvo que esperar hasta el 2013/14 para volver a inscribir su nombre en el marcador de un clásico español. Y de qué forma lo hizo. En la fecha 10 de la Liga de España, Barcelona recibió a Real Madrid y Alexis, que no era titular, entró desde la banca para brillar. Con pocos minutos en cancha, el nacional tomó una pelota en media cancha, encaró a Varane, lo dejó pagando con dos fintas, y sacó un globito que impactó a todos para marcar el 2 a 0 parcial en la victoria por 2 a 1 que consiguieron.

Ese golazo completaría su registro de tres tantos en el clásico español, donde consiguió 3 triunfos, 2 derrotas, y 1 empate en los seis partidos que disputó.

Las tapadas de Bravo

Tras las actuaciones goleadoras de Iván Zamorano y Alexis Sánchez, ahora a un chileno le tocaba una arista completamente distinta: Claudio Bravo evitando goles. En su paso por la Real Sociedad, el arquero nacional sufrió ante Real Madrid con 10 partidos disputados y ninguna victoria. Por eso, su llegada a Barcelona hacía suponer que ese registro cambiaría, pero su primer clásico español fue una dura derrota por 3 a 1, que le quitó el invicto de 754 minutos sin recibir goles que tenía en su primera temporada, la 2014/2015, con los catalanes.

Sin embargo, su revancha vendría al próximo semestre, en marzo de 2015, cuando los catalanes vencieron por 2 a 1 a los merengues en el Camp Nou y la gran figura del encuentro fue el arquero chileno con sus grandes tapadas que evitaron un posible empate de los visitantes. Luego, en noviembre del mismo año y en duelo válido a la temporada 2015/2016, también se lució y fue clave para que su equipo gane por 4 a 0 en el Santiago Bernabéu.

En total, Claudio Bravo disputó cuatro clásicos de España y sumó 2 victorias y 2 derrotas, recibiendo seis goles en contra.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo