Primera B: ¿Qué necesitan San Marcos, Ñublense, Copiapó y Magallanes para salvarse del descenso?

Hay cuatro equipos que pelean por evitar el descenso a Segunda División. Arica es el más complicado y dos de los "aspirantes" se enfrentan.

Por El Gráfico Chile

Este domingo se juega la última fecha en la Primera B y el descenso a Segunda División aún no está cerrado. Son cuatro elencos los que tienen opciones matemáticas de caer a la tercera categoría del fútbol chileno. Dos juegan de local y un partido de ellos es protagonizado por dos de los equipos en la pugna. La definición promete emoción hasta el último minuto.

Se trata de San Marcos de Arica, Ñublense, Copiapó y Magallanes, los que en esta última jornada se jugarán la vida por no perder la categoría. Conoce el panorama que le espera a los cuatros candidatos a bajar, en una jornada que se disputará a la misma hora.

Magallanes (33 puntos y -4, recibe a Cobreloa)

Los carabeleros son, dentro de los cuatro comprometidos, el que tiene chances un poco más reducidas de descender. El peor escenario para el equipo es que pierdan por cinco o más goles ante Cobreloa, que Ñublense y Copiapó empaten y que San Marcos de Arica venza por cualquier resultado en su visita a Wanderers. Complicado, pero las matemáticas dan esa opción.

Deportes Copiapó (33 puntos y -8, visita a Ñublense)

Los leones atacameños dependen de sí mismos para zafar del descenso, aunque para eso no deben perder con Ñublense en Chillán. Una derrota, por su parte, los deja esperando lo que suceda en Valparaíso, ya que una victoria ariqueña los condena a Segunda División.

Ñublense (32 puntos y -8, recibe a Copiapó)

Los chillanejos tienen una sola alternativa que los hace depender de ellos: ganar. Si vencen a Copiapó se mantendrán un año más en la B. Con empatar o perder, en tanto, deben esperar que Wanderers no pierda ante San Marcos de Arica en casa.

San Marcos de Arica (31 puntos y -21, visita a Wanderers)

Es el más complicado de todos, no sólo por los puntos, sino porque debe jugar de visita ante un encumbrado Wanderers. El triunfo es lo único que los ayuda; si lo consiguen, se salvarán sin importar otros resultados. Un empate, en tanto, lo deja esperando casi un milagro: que Copiapó golee por una inaudita diferencia de 14 goles a Ñublense. La derrota los desciende y dejarán la Primera B para irse a Segunda División.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo