A romper la historia: La Roja no tiene buenos recuerdos cuando le tocó organizar el Sudamericano

Chile ha recibido tres torneos de la categoría Sub 20 y lo máximo que consiguió fue acceder al hexagonal final. En la Sub 17, en tanto, tiene un buen registro y accedió al Mundial, el año recién pasado.

Por El Gráfico Chile

La selección chilena Sub 20 tendrá una dura misión en el Sudamericano 2019 que se realizará en nuestro país. Además de borrar la mala imagen que dejaron en Ecuador 2017, donde salieron últimos de su grupo, la Roja que dirige Héctor Robles tendrá la presión de hacerlo en su casa. Una presión que, según los números, no le ha venido bien en ocasiones anteriores.

Chile ha sido sede del torneo juvenil en tres ocasiones y las actuaciones de la selección han sido para el olvido, teniendo su mejor presentación recién en la edición de 1997 y tras haberla organizado dos veces anteriormente. Precisamente, aquel torneo fue el primero que se jugó en nuestro país con el formato de dos grupos de cinco países y un hexagonal final de todos contra todos, donde los cuatro primeros clasificados conseguían un cupo al Mundial.

En aquel entonces, hace ya 21 años, el campeonato se disputó entre el 16 de enero y el 2 de febrero en Iquique, La Serena y Coquimbo, quedando la Roja emparejada en el Grupo A y consiguiendo el tercer lugar, bajo Brasil y Venezuela, para acceder a la ronda de los seis mejores. Ahí, en la fase final, vino el desastre con el último lugar en el que quedó el equipo que en ese entonces dirigía  Guillermo Yavar, sumando tres derrotas y dos empates en cinco partidos. Un resultado que los dejó lejos de la clasificación al Mundial de Malasia 1997.

Sudamericanos no clasificatorios

Antes de ese torneo en 1997, Chile organizó dos Sudamericano Sub 20:en 1958 y 1974. Sin embargo, aquellas ediciones no entregan cupos para el Mundial de la categoría, ya que aquella competición fue recién instaurada por la FIFA en 1977.

Pero, pese a que no se jugaban cupos mundialistas, el hecho de ser campeón sudamericano juvenil entregaba reconocimiento. Un título que para la Roja estuvo lejos haciendo de local, ya que 1958 terminó quinto entre seis participantes, mientras que en 1974 ni siquiera pasó a la fase final y remató sexto de diez selecciones.

Este 2018, desde el 17 de enero hasta el 13 de febrero, las tierras huasas de Rancagua, Talca y Curicó quieren ser las que alberguen el sueño mundial de la Roja, tal cómo ocurrió el año pasado con una Sub 17 que rompió la mala racha como anfitriones en torneos juveniles.

¿Y en Sub 17?

En esta categoría, los resultados tienen de dulce y agraz. Chile organizó dos ediciones del Sudamericano Sub 17, y mientras en el primero que fue sede, en 2007, no accedió a la fase final, en el otro, el de 2017, clasificó al Mundial siendo subcampeón.

El 2017, Rancagua y Talca vieron cómo la selección de Hernán Caputto clasificó al Mundial de India saliendo segundo y mostrando un interesante nivel que, lamentablemente, no logró replicar en el país asiático, quedando fuera en primera ronda.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo