"El panorama no es alentador": El pronóstico del clima también complica la final de la Libertadores para el domingo

La Conmebol tomó la decisión de no jugar el duelo de ida entre Boca y River por las fuertes lluvias que azotaron a Buenos Aires y lo reprogramó para el domingo.

Por El Gráfico Chile

La lluvia fue más fuerte en Buenos Aires y obligó a suspender la final de ida de la Copa Libertadores entre Boca Juniors y River Plate, que se iba a disputar este sábado desde las 17:00 horas en La Bombonera. Luego de una inspección del árbitro Roberto Tobar, la Conmebol, en conjunto con la información entregada por el juez, decidieron aplazar el partido para el domingo a las 16:00 horas. 

Sin embargo, el pronóstico del clima para la capital de Argentina no es alentador y las lluvias continuarán durante el sábado y también el domingo, sólo teniendo mejorías temporarias durante los días venideros. Por lo mismo, la cancha de La Bombonera seguiría sufriendo con las lluvias y empeorando el estado del campo.

"El panorama es complicado y no por lo que llovió, cerca de 100 milímetros, sino porque las lluvias van a continuar en los próximos días. Si bien pueden haber mejoras temporarias, habrá que ver si a la hora del partido está lloviendo. El panorama no es alentador", señaló Christian Garavaglia, funcionario del Servicio Meteorológico Nacional de Argentina, en conversación con Fox Sports.

El sitio web del mismo organismo pronostica para la tarde del domingo, nuevo día para la final de ida de la Libertadores, que habrá "cielo nublado a parcialmente nublado. Probabilidad de lluvias y tormentas. Mejoramientos temporarios". 

Por ahora, la final de la Libertadores entre Boca Juniors y River Plate se jugará este domingo 11 de noviembre desde las 16:00 horas, pero todo estará supeditado al clima y las lluvias en Buenos Aires.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo