Chile se saca la rabia en La Araucanía con polémico triunfo sobre Honduras y le da una "mano" al cuestionado Rueda

La Roja derrotó a los catrachos por 4-1, con tres penales por manos, uno que no fue, otro dudoso y el tercero correcto. Anotaron Vidal (2), Alexis y Castillo, para darle un respiro al entrenador colombiano.

Por Juan Ignacio Gardella

Un partido de alto voltaje fue el que disputaron Chile y Honduras en el estadio Germán Becker de Temuco. Pese a que era un amistoso, la Roja llegaba obligada a ganar, luego de la dolorosa derrota por 3-2 a manos de Costa Rica que instaló un gran signo de interrogación sobre el proceso de Reinaldo Rueda, y lo consiguió con un triunfo por 4-1.

Los catrachos empezaron de forma agresiva y tuvieron un par de acercamientos al pórtico de Brayan Cortés, aunque sin mayor riesgo. La Selección acusó el golpe y respondió de inmediato: a los siete minutos, Jean Beausejour desbordó por la banda izquierda, le envió un preciso centro a Alexis Sánchez, el arquero Luis López contuvo a medias y apareció Arturo Vidal para anotar el 1-0.

El volante del Barcelona, en un gesto de apoyo, corrió a la banca a abrazarse con el entrenador colombiano, duramente cuestionado en los últimos días. Llegaba la calma.

Ésta pudo desaparecer rápido, a los 10’, cuando el Bose no logró controlar una pelota en la salida y cometió una fuerte falta que ameritaba la tarjeta roja, pero el árbitro peruano Michael Espinoza sólo le mostró amarilla y cobró tiro libre. La selección chilena zafó del gol y también de la expulsión.

El encuentro siguió con un ritmo vertiginoso, de arco a arco, hasta que el juez incaico volvió a ser protagonista. A los 32’, sancionó un penal para el combinado nacional tras una mano claramente fuera del área y segundos más tarde, el Rey consiguió su doblete desde los 12 pasos.

Era fiesta en la Región de La Araucanía, pero algo excesiva por los fallos referiles. Por ello, el descuento de los hondureños, por intermedio de Alexander López, a los 39’, puso cierta justicia antes de que se fueran al descanso.

Dos penales más

El segundo tiempo no detuvo su gran ritmo, con llegadas a ambos pórticos en los primeros pasajes. Para darle descanso, pensando en que podría ser titular este fin de semana ante el Atlético de Madrid, Rueda decidió reemplazar a Vidal a los 57’, haciendo ingresar a Diego Valdés.

Dos minutos después, el árbitro volvió a cobrar un dudoso penal para Chile, ahora por una mano dentro del área, pero pegada al cuerpo y sin intención. Alexis, que la había “picado” contra Costa Rica y se lo había perdido, falló otra vez, pero en el rebote pudo convertir el 3-1, a los 60’, y sacarse la rabia.

Desde ahí en adelante, la Roja tuvo oportunidades para aumentar las cifras, como también los catrachos pudieron descontar. Hasta los 83’.

El juez sancionó una tercera pena máxima, por otra mano, pero esta vez de manera correcta. Nicolás Castillo se paró al frente de la pelota y definió sin problemas para decretar el 4-1 final.

Tremendo respiro para Rei, que cierra su primer año al mando del combinado criollo con cuatro triunfos, tres empates y tres derrotas. Empieza la hora de los balances, más allá de los resultados.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo