Escandaloso: final de la Libertadores entre River y Boca fue suspendida por graves incidentes

La Conmebol confirmó que el duelo en el estadio Monumental no se jugará este sábado producto de la situación que vivieron los xeneizes, atacados con gas lacrimógeno a su llegada.

Por El Gráfico Chile

Increíble, pero cierto. La final de vuelta de la Copa Libertadores de América entre River Plate y Boca Juniors fue suspendida este sábado producto de serios incidentes a las afueras del estadio Monumental.

Lo peor fue el ataque al bus del equipo xeneize con piedras y gases lacrimógenos, que provocó que el plantel de Guillermo Barros Schelotto sufriera graves consecuencias, con jugadores lesionados y muy afectados. De hecho, el futbolista Pablo Pérez -capitán de Boca- fue llevado a un hospital, igual que el juvenil Lamardo.

Además, se registraron muchos enfrentamientos entre hinchas de River y la policía fuera del recinto deportivo, ya que muchos se quedaron sin poder ingresar al estadio pese a contar con entradas compradas.

Luego de largas idas y vueltas, donde incluso se especuló con que el partido se iba a jugar, finalmente a eso de las 19:20 horas de nuestro país que el encuentro quedaba completamente suspendido.

El presidente de Conmebol, Alejandro Domínguez, indicó que en acuerdo de los clubes y por "sentido común" que el duelo no se podía jugar este sábado. Finalmente, todo quedó programado para las 17:00 horas del domingo.

Veremos si se puede jugar. Y en lo futbolístico, Boca y River empataron 2-2 en la ida, por lo que mañana -si es que no pasa nada raro nuevamente- definirán al nuevo campeón de la Libertadores.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo