Cobresal deja en lágrimas a Cobreloa y obtiene el segundo cupo de ascenso a la Primera A

Los del El Salvador tardaron solo un año y medio en regresar a la serie de honor del fútbol chileno, igualando con los loínos a dos goles, en un emocionante partido. Lamentos en Calama, ya que tendrán que aguantar otra temporada en la B.

Por El Gráfico Chile

Estadio lleno había en Calama. Hinchas loínos de todas parte de Chile, llegaron al estadio Zorros del Desierto para apoyar a Cobreloa, que enfrentaba a Cobresal, por el segundo cupo de ascenso a la Primera A.

La ilusión era alta en ambos elencos. Los naranjas apelaban al buen campeonato de esta temporada, donde salieron segundos tras el campeón, Coquimbo Unido. Mientras que los mineros, venían con la ventaja de 2 a 1 en el marcador global, logrado en el partido de ida en El Salvador, disputado el fin de semana pasado.

Y el partido comenzó tenso. Ya a los 30 segundos, el veloz delantero cobresalino, Juan Carlos Gaete, probó desde afuera el arco de Olivares. Era el primer indicio que Cobresal no se iba a replegar y apostaba a ser protagonista ante un Cobreloa que estaba obligado a dar vuelta la llave.

La defensa de los zorros del desierto mostraba grandes falencias en el juego asociado. Miguel Sanhueza y Matías González no se acomodaban del todo bien en el pasto calameño, lo que fue aprovechado por los visitantes, casi de forma fortuita. Centro sin destino de Cobresal y el mencionado Sanhueza cabecea hacia el arquero Olivares. Sin embargo, el balón pilló mal parado al golero y dando botecitos, entró en arco propio. Silencio en Calama y los pupilos de Gustavo Huerta, aumentaban el global a dos goles de diferencia.

El gol caló hondo en Cobreloa, pero en mala forma. Nunca pudo reponerse del mazazo que significó el autogol del defensa naranja. Y se notaba el nerviosismo en la zaga. Cobresal llegaba con varias licencias y la hinchada sufría ante cada llegada del rival.

Última mitad de infarto

Para la segunda mitad, el elenco del Kalule Meléndez entró con todo y a los 52', Pablo Parra aprovechó una asistencia de Felipe Fritz, convirtiendo el empate parcial. Un gol que revivió las ilusiones calameñas.

Sin embargo, a los 68' un veloz contragolpe de Francisco Castro que toca para Juan Carlos Gaete, quien con un derechazo fulminante puso el 2 a 1. El silencio calameño duró poco, pues a los 70' Pablo Parra anotó su segundo gol personal.

Cobreloa El encuentro se jugó con mucha pierna fuerte / Photosport

Los minutos finales fueron con mucho pundonor entre ambos elencos, con llegadas en ambos arcos, provocando una estela de emociones para un partidazo que se recordará por largo tiempo en Calama.

El pitazo final del árbitro Felipe González, finalmente fue para los abrazos de Cobresal y las lágrimas de frustración en los naranjas. El denominado cuarto grande no pudo lograr el anhelo de regresar a la Primera A, y deberá quedarse otro año en la segunda categoría. Ya lleva tres años y medio en el sótano.

¡Insoportablemente vivos!, reza el grito del equipo del campamento minero de El Salvador. Están de vuelta en el fútbol grande de nuestro país.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo