Del llanto desgarrador a la feliz recriminación: El especial partido que vivió Saavedra en la consagración de la UC

El joven volante sufrió una dura entrada por parte de Mathías Riquero que lo sacó de la cancha cuando apenas iban 13 minutos.

Por Pablo Serey Correa, enviado especial a Temuco

El joven Ignacio Saavedra llegó al último duelo de Universidad Católica del Campeonato Nacional 2018 y desde dicha condición el volante Sub 20 quería aportar en cancha ante Temuco para la obtención del título. La corona se conquistó, pero sin Saavedra como protagonista.

Cuando apenas se jugaban 7 minutos del duelo entre la UC y Deportes Temuco en el Germán Becker, el veterano Mathías Riquero le entró con una dura plancha al seleccionado Sub 20, en una pelota sin mayor trascendencia en mitad de campo. El canterano cruzado acusó de inmediato el fuerte dolor y el árbitro Piero Maza expulsó al uruguayo.

El cuerpo médico atendió dentro y fuera de la cancha a Saavedra, quien, convencido de que podía seguir, pidió volver al campo de juego. Sin embargo, cuando regresó, sólo le alcanzó para correr unos metros y el dolor no le permitió seguir. De inmediato, las lágrimas y el consuelo de sus compañeros

"Saavedra, Saavedra", entonó la barra cruzada ubicada en la galería Cautín del Germán Becker mientras Nacho abandonaba la cancha con un desgarrador llanto. Luego, desde la banca sufrió con la derrota parcial que vivía su equipo tras el gol de penal de Miguel Aceval a los 15 minutos y mientras eso pasaba, el cuerpo médico se esmeraba en inmovilizarle la pierna derecha donde sufrió el patadón por parte de Riquero.

Con la pierna inmovilizada se las arregló para correr hacia la esquina donde los jugadores cruzados festejaron el gol de Jaime Carreño a los 54 minutos. En medio de esa celebración, recibió un afectuoso abrazo de su padrino futbolístico, Luciano Aued, y tras ello recibió una recriminación por parte de Marcelo Vargas, quien se lo llevó de regreso a la banca. Correr así puede ser muy riesgoso para su recuperación.

Según lo que maneja en primera instancia el cuerpo médico cruzado, Saavedra sufrió un esguince medial de rodilla derecha que podría complicar su llegada al Sudamericano Sub 20 del próximo año que se desarrollará en Chile.

Ya consagrado como campeón, el joven volante fue llevado en andas por Aued, celebró en cancha con una muleta y sus compañeros, en una muestra de apoyo, hicieron que fuera el primero en subirse a la tarima de premiación. Matías Dituro y Benjamín Kuscevic lo levantaron para que fuera el primero en recibir la medalla de campeón. Una celebración con dolor, pero con tremenda alegría.

"Estoy súper contento, le quiero agradecer al profe (Beñat San José), cuerpo técnico, mi familia. Esto es parte de ellos y fueron importantes para mi irrupción en el primer equipo", señaló Ignacio Saavedra tras ser campeón.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo