Mejor volante creativo: Diego Buonanotte, el Enano que se hizo grande para sobreponerse a la muerte de su padre y guiar a la UC

El talentoso zurdo tuvo un año difícil fuera de la cancha, marcado por sus constantes viajes a Buenos Aires para acompañar a su papá, quien finalmente falleció. Pese a la pena, fue fundamental en la campaña cruzada con sus enganches, asistencias y goles.

Por El Gráfico Chile

Cuando se observa el plantel de Universidad Católica, de inmediato uno se da cuenta de que tiene un jugador "diferente", un futbolista de una talla distinta, y no precisamente por su 1.60 metros de estatura. Se trata de Diego Buonanotte, cuya enorme calidad es inversamente proporcional a su tamaño.

Durante este año, le tocó bastante difícil, tanto dentro como fuera de la cancha. Sobre el pasto, en varias oportunidades tuvo que arreglárselas para generar peligro sin muchos acompañantes, debido al planteo de Beñat San José, enfocado primero en defender y si se puede, pasar al ataque.

Más allá del terreno de juego, la temporada fue todavía más complicada. Su padre, Mario, producto de un accidente cerebrovascular sufrido en el 2017, estaba en coma, por lo que su hijo viajaba todos los fines de semana a Buenos Aires, luego de los partidos de la UC, para acompañarlo en el hospital.

Eso, hasta septiembre, cuando el papá del talentoso zurdo no resistió más y falleció. Se iba la persona más decisiva para que el pequeño mediocampista se haya dedicado al fútbol, pero el hijo le hizo honor justamente jugando a la pelota, ya que fue determinante para guiar a la Franja con sus enganches, asistencias y goles.

Por ello, el argentino es distinguido como el mejor volante creativo en La Gala El Gráfico-ANFP 2018. Dedicado al cielo.

El Enano se lució / imagen: El Gráfico Chile El Enano se lució / imagen: El Gráfico Chile
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo