Fuera de todo y sin objetivos cumplidos: El desastroso registro de la segunda etapa de Héctor Tapia en Colo Colo

El entrenador albo estuvo ocho meses en la banca del Cacique, tras reemplazar a Pablo Guede, pero no pudo cumplir con las expectativas, muy al contrario de su primer paso.

Por El Gráfico Chile

Héctor Tapia volvió a su casa en 2018. Tras la salida de Pablo Guede y la llegada de Gabriel Ruiz-Tagle a la presidencia de Blanco y Negro, el ex delantero se transformó en el nuevo técnico de Colo Colo en abril, buscando repetir su gran primera etapa.

Tito Tapia ya había dirigido a los albos entre 2014 y 2015 ,dejando un grato recuerdo tanto por su alto rendimiento, como por el título alcanzado en el Clausura 2013-2014, dejando atrás una sequía de cinco años sin título, lo que marcó para siempre su trayectoria como técnico.

Los números de Tapia al mando de Colo Colo en su primera etapa arrojaron números azules. En 70 partidos dirigidos, obtuvo 46 victorias, 8 empates y 16 derrotas, alcanzando un rendimiento de 69,5%, superando lo realizado por Pablo Guede (60,2%) y José Luis Sierra (64,5%).

Sin embargo, esta era de Tapia fue muy distinta a su primer paso por el Monumental entre 2013 y 2015, donde ganó la estrella 30 en el Clausura 2013-14, fue 3º en el Apertura 2014-15 y 2º en el Clausura 2014-15, sumado a una eliminación en la fase grupal de la Copa Libertadores 2015.

Tapia Tapia dando instrucciones a Jorge Valdivia en un partido de Colo Colo / Photosport

Pero su segunda etapa fue un verdadero desastre, porque dejó la banca con un pobre registro que fue de los más bajos de la historia del Cacique.

De hecho, el Colo Colo de Tapia estuvo 10 partidos oficiales sin ganar, igualando la peor racha de la historia de los albos.

Sumó menos del 40% de rendimiento, y sumó apenas 20 de los 43 puntos que logró el equipo en esta temporada de Primera División donde finalizaron en un discreto quinto lugar.

Su único "logro" es haber llegado a cuartos de final de la Copa Libertadores 2018, tras haber superado la ronda de grupos por primera vez en 11 años y luego eliminó a Corinthians en octavos, alcanzando la fase de los ocho mejores después de 21 años, donde cayeron sin mayor apelación ante Palmeiras.

Las segundas partes casi nunca son buenas y Tapia puede hablar de ello en Colo Colo.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo