El nuevo escándalo de Maradona podría costarle un duro castigo en el ascenso mexicano

La Comisión Disciplinaria del fútbol mexicano abrió una investigación contra el argentino tras lo ocurrido el domingo cuando cayó en la final entre Dorados y San Luis.

Por El Gráfico Chile/AP

La Comisión Disciplinaria de la Federación Mexicana de Fútbol abrió una investigación sobre un altercado que protagonizó Diego Armando Maradona durante la final del ascenso MX entre Dorados de Sinaloa y Atlético San Luis, que se jugó el domingo.

Maradona, técnico de los Dorados, no pudo estar en la banca para ver el encuentro de vuelta de la final que su equipo disputó en cancha del Atlético San Luis. El astro argentino debió permanecer en un palco del estadio Alfonso Lastras, pues purgaba una suspensión tras ser expulsado en los últimos instantes del cotejo de ida.

San Luis se impuso 4-2 en la vuelta, para conquistar el título de la segunda división por un marcador global de 4-3. Al finalizar el encuentro, Maradona intentaba ingresar en un ascensor, cuando decenas de aficionados locales lo habrían agredido verbalmente y se habrían burlado de él por la derrota.

Medios locales revelaron el lunes videos en los que aparece el "10", insultando y lanzando puñetazos en dirección a un sector de hinchas, mientras guardias de seguridad intentaban controlarlo.

La Comisión Disciplinaria informó el lunes en un comunicado que abrió la investigación de oficio para saber qué fue lo que ocurrió en los pasillos del estadio. Agregó que en los próximos días recabará pruebas y más tarde dará a conocer una determinación.

Se trata de la primera vez que Maradona protagoniza un escándalo de esa naturaleza desde que asumió el puesto con los Dorados en septiembre pasado. La ex estrella del Napoli y de la selección argentina tuvo una estupenda campaña de debut con el conjunto de la ciudad noroccidental de Culiacán, al que tomó hundido en el antepenúltimo puesto de la segunda división, antes de llevarlo hasta la final.

Hasta ahora, los únicos roces de Maradona se habían limitado a discusiones con los árbitros al final de varios partidos, incluido el choque de ida por la final, cuando sus reclamos a Mario Humberto Vargas le costaron la expulsión.

Con Maradona, nunca hay paz.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo