Diego Buonanotte: "Éramos conscientes de que todos querían ver caer a Católica"

En un repaso del 2018, tanto en lo individual como en lo colectivo, el Enano da su parecer sobre el "contra todo y contra todos", que fue tomando fuerza al interior de la UC a medida de que avanzaba la temporada. También se refiere a su estrés en el año que acaba y a su posible renovación de contrato con la Franja.

Por Carlos Silva

Su tercer título en dos años y medio, alcanzó Diego Buonanotte en Universidad Católica con la conquista del Campeonato Nacional 2018. El Enano, que ya sumaba las coronas de la Supercopa 2016 y del Apertura 2016-17 con los cruzados, cada vez se consolida más como uno de los extranjeros más relevantes en la historia de la Franja en cuanto a éxitos, pero también en cuanto a su apego con el club, más allá de los logros o de lo netamente deportivo.

En un año marcado por la muerte de su padre Mario, quien falleció el pasado 6 de septiembre tras una larga lucha contra las secuelas de un accidente cerebrovascular, el argentino fue uno de los pilares de la estrella 13 de la UC, cuya campaña estuvo permanentemente acompañada por el lema “contra todo y contra todos”, que fue tomando fuerza en el corazón del plantel mientras más cerca estaba el final.

Buonanotte Buonanotte celebrando el título con la UC / Sylvio García

El 18 de la UC analizó el duro año que tuvieron que afrontar: "yo creo que siempre quieren ver caer al puntero, pero no es que tuvieran algo en contra de Católica desde la prensa, los rivales o la gente que en general opinaba. Nosotros éramos conscientes de que todos querían vernos caer, pero no porque tuvieran algo en contra del club o del equipo, sino porque íbamos punteros y lo fuimos todo el año. Es lógico, porque así se genera algo lindo para el torneo, atractivo para el espectáculo y para los otros equipos, porque el segundo, el tercero y el cuarto se ilusionan. Para mí, las ganas de que Católica se cayera pasaban más por un tema lógico de cualquier torneo que por algo específico en contra del club".

"En cuanto a las críticas por el juego, eso ya pasa por un tema de diferentes opiniones, yo creo que desde el primer momento, Beñat buscó plasmar una distinta a la que quizás en Católica estaban acostumbrados con Mario Salas u otros entrenadores. Beñat prefería resguardarse bien atrás, tener una defensa bien ordenada, pero también atacar con mucha gente, porque ponía extremos que eran delanteros, como mediapunta jugaba yo, que muchas veces terminé como delantero de área, Luciano Aued llegaba de más atrás al área rival, entonces era prácticamente atacar con la misma gente que otros entrenadores más ofensivos, pero a la hora de defender intentamos pararnos bien ante los ataques del rival. La fórmula de Beñat dio resultados, porque al final logramos el campeonato", añadió.

La entrevista completa, y notas con Rafael Vaz, Joaquín Niemann, Óscar Opazo, y mucho más, las podrás leer en la nueva edición de la revista El Gráfico Chile, que ya está en los mejores kioscos.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo