Una buena y otra mala: Los Lakers vencieron a domicilio a los Warriors y sufrieron con lesión de LeBron

Los bicampeones defensores no pudieron de local ante el equipo de James, quien tuvo que salir por una molestia en la ingle.

Por El Gráfico Chile/AP

LeBron James se enorgullece de su resistencia. Suele estar disponible cada noche, sin importar cuán desgastantes sean los partidos que disputa. Por lo mismo, tras lesionarse en el partido de Los Angeles Lakers en Navidad ante los Golden State Warriors, estaba más que disgustado.

James abandonó el encuentro en el tercer cuarto por un tirón en la ingle izquierda, pero, pese a eso, su equipo se las arregló sin él para apabullar sorpresivamente por 127-101 y nada menos que como visitantes a los bicampeones defensores de la NBA.

"Sí me enorgullezco de ello (querer estar siempre)… Más que nada, es importante estar disponible para mis compañeros y para mis entrenadores. Me tomo esto como algo personal. Ojalá que no sea algo grave", dijo tras el encuentro sobre la lesión que no le permitió terminar el encuentro.

James totalizó 17 puntos, 13 rebotes y cinco asistencias antes de llevarse una mano a la ingle izquierda, cuando restaban 7:51 minutos del tercer cuarto y tras sufrir un resbalón ante la cesta de los Warriors, donde perseguía un balón perdido. El astro de los Lakers trató de estirar la pierna, pero rengueó hacia el banquillo de los Lakers antes de marcharse por el túnel hacia los vestuarios con evidentes dificultades para caminar.

"Evidentemente no podía volver al partido. Mañana (hoy) me sacarán una resonancia magnética y veremos qué hay. Las lesiones nunca me preocupan. Pude caminar por mi cuenta. Sentí un chasquido, vi si podía estirarme algunas veces, pero no pude. Hice algunos ejercicios para ver si podía continuar pero no fue posible", agregó.

Ya sin LeBron en la cancha, Stephen Curry embocó triples consecutivos para que los Warriors se acercaran a 76-68 cuando faltaban 4:15 minutos del tercer periodo. Pero Kyle Kuzma y los perseverantes Lakers siguieron peleando cada balón.

De esta forma, Kuzma contribuyó con 19 puntos, incluidos tres mediante un disparo desde la línea de fondo en las postrimerías del encuentro, mientras que Ivica Zubac contabilizó 18 unidades y 11 rebotes y Rajon Rondo anotó 15 puntos y entregó 10 asistencias como reservista para sellar la buena victoria del equipo de Los Angeles.

Así, con la victoria final de 127 a 101, los Lakers cortaron una racha de 11 derrotas seguidas en casa de los Warriors, ya que no ganaban en Oakland desde el 22 de diciembre de 2012, cuando se impusieron por 118-115 en tiempo extra. Asimismo, Los Ángeles puso fin a una seguidilla de siete derrotas en fila ante Golden State, equipo al que no derrotaba desde el 6 de marzo de 2016.

 

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo